LA VERDADERA PANDEMIA EN LOS NIÑOS: EL SOBREPESO

El sobrepeso y la obesidad son las consultas más frecuentes en el consultorio de Endocrinología Infantil.

Según los datos de la OMS en 2004 el 10% de los niños en edad escolar padecían algún grado de sobrepeso. Hoy se estima que estamos cerca del 30%. Quiere decir que 1 de cada 3 niños padece algún grado de sobrepeso.
Ésto ha empeorado sustancialmente en los últimos meses por la pandemia del covid. Que vino a acentuar aún más los malos hábitos: 1. Sedentarismo2. Exceso de pantallas3. Consumo de ultra procesados.
La realidad… es que la principal causa de obesidad infantil es la combinación entre: malos hábitos de alimentación adquiridos en el hogar + sedentarismo.


.
Qué está pasando con nuestros niños?
Sin darnos cuenta en los últimos años hemos cambiado nuestra alimentación. 
Tenemos menos tiempo para hacer las compras y cocinar. Elegimos productos ultra procesados, de esos que se cocinan en 3 minutos, y que suelen tener grandes cantidades de sodio y grasa. Desordenamos los horarios. Comemos frente al televisor sin hablar en la mesa. No hacemos actividad física suficiente. Nos acostamos tarde. Y abusamos de las pantallas antes de dormir (tele, tablet, celu, compu).
Muchas cosas malas todas juntas! No?!


Qué pasa cuando un niño tiene obesidad?
La Obesidad Infantil predispone a la aparición temprana de otros problemas serios: colesterol alto, presión elevada, sindrome metabólico, insulino resistencia, diabetes y enfermedad cardiovascular. Sin mencionar la sobrecarga de las articulaciones y de la columna o el impacto psicoemocional.


Si ya tenemos instaurado el sobrepeso, cómo lo tratamos?
Lo primero es reconocer cuáles son los hábitos familiares no saludables y modificarlos, para poder alcanzar un equilibrio entre lo que consumimos y lo que gastamos.


Les dejo algunos consejos:

1. Tomar más agua y evitar los jugos y gaseosas.
2. Comer solo un plato en las comidas.
3. Incorporar frutas y verduras.
4. Evitar los snack y golosinas.
5. Intentar no comer entre las comidas.
6. Realizar actividad física en forma regular.
7. Acostarse a dormir temprano y dormir 8 horas.
8. Evitar el uso de pantallas, en especial antes de dormir.


Recuerden que los niños copian lo que hacen los grandes.


Si criamos a un niño con hábitos saludables es probable que de grande los conserve.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

nueve − 2 =