Atlanta Hawks, el gran ganador del mercado NBA en el Este

La franquicia de Georgia sumó varias fichas importantes para poder competir por un puesto en los playoffs en la temporada 2020/21.

Los Ángeles Lakers es, tal vez, el equipo del Oeste que mejor se ha reforzado en este mercado. El campeón de 2020 perdió a jugadores clave, pero al mismo tiempo consiguió fichajes importantes como Marc Gasol, Montrezl Harrell, Dennis Schroder y Wesley Matthews. Pero, ¿y en el Este? Varios conjuntos han sabido cambiar su personal para enfrentarse más enteros a la temporada 2020/21: los Milwaukee Bucks sumaron a un perimetral two-way player completo como Jrue Holiday, Philadelphia 76ers se sacó de encima el tóxico contrato de Al Horford y recolectó dos grandes tiradores como Danny Green y Seth Curry y Miami Heat sostuvo a Goran Dragic y a Bam Adebayo, además de traer a Avery Bradley y a Moe Harkless. A pesar de todo ello, resulta imposible no mencionar a los Atlanta Hawks como los grandes ganadores del mercado en esa Conferencia.

El equipo dirigido por Lloyd Pierce ha pasado de ser un interesante proyecto de jóvenes que divertía por su talento pero no insinuaba tanto en el corto plazo a ser un serio candidato a clasificarse a los Playoffs. ¿Cómo lo logró? A través de contrataciones necesarias para desarrollar ese núcleo y potenciar sus virtudes, así como también disfrazar sus defectos. Esto se ve, casi particularmente, en la forma en que rodearon a su principal figura: Trae Young. Los dos factores clave apuntados en la evolución del base son la defensa y la falta de experiencia. En el primer caso, las estadísticas avanzadas demuestran que el surgido de la Universidad de Oklahoma State ha sido de los peores perimetrales defensivos de la liga en la pasada campaña. Por eso, la franquicia fue a buscar a uno de los mejores defensores de media cancha que había: Kris Dunn.

El ex Chicago Bulls promedió dos robos por partido y un total de 3,7 Deflections, por lo que servirá como sostén de Young en ese aspecto y le dará a los Hawks la oportunidad de mantener un balance. En cuanto a lo segundo, optaron por quedarse con un veterano que sigue vigente: Rajon Rondo, que viene de ser una parte fundamental en el campeonato de los Lakers y que no sólo servirá para desarrollar a su nuevo compañero, sino que también dará muy buenos minutos desde la banca cuando este descanse.

Pero no se quedaron en eso. Atlanta encaró este mercado con un objetivo bien claro, que era salir lo mejor parados posibles para competir ya mismo. Entonces, le arrebataron a Milwaukee uno de los mejores perimetrales ofensivos que había disponibles: Bogdan Bogdanovic. Cuando parecía que el serbio se uniría a los Bucks, la negociación se cayó y desde Georgia aprovecharon la oportunidad para enviarle una oferta que Sacramento no quiso igualar. ¿Qué ganan con su llegada? Esencialmente, poder de fuego: el balcánico promedió más de 15 puntos por partido y es un tirador muy efectivo que alcanzó el 37,2% de acierto en triples. Además, obtuvieron a alguien que puede oficiar como generador secundario como ha demostrado en los Kings. Junto con Trae Young, podría conformar una de las duplas de exteriores con más recursos de toda la NBA.

Al arsenal de artilleros con el que ya contaban le agregaron a uno de los internos más codiciados por esa cualidad: Danilo Gallinari, el italiano que viene de tener un sólido rendimiento con la camiseta de Oklahoma City Thunder y que ha alcanzado una media de 18,7 tantos con una efectividad del 40,5% en lanzamientos a distancia con 7 intentos por partido. Gallo será otra vía de anotación para los Hawks, que deberán saber si lo utilizan en funciones relacionadas al juego interno o lo desligan de eso y pasa a cumplir un rol perimetral.

¿La razón? También cuentan con John Collins, un joven que promete y mucho en el juego interior y que, si no es traspasado, pide pista. Kevin Huerter, Cam Reddish, DeAandre Hunter y Onyeka Onkongwu, selección número seis de este Draft y una gran promesa, son los demás miembros de ese grupo de jóvenes talentos que determinará el techo de Atlanta. Para su desarrollo, adquirieron a otro veterano como Solomon Hill y podrán hacer debutar a otro como Clint Capela, que podría ser un fit perfecto con Young.

Así, los Hawks se han encumbrado como uno de los equipos más interesantes que tiene el Este. La institución que terminó con apenas 20 victorias en la 2019/20 podrá entonces luchar para volver a la postemporada luego de tres cursos sin conocer lo que es disputar una primera ronda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − 5 =