Alex English, la estrella NBA que hipnotizó Maradona en Nápoles

English fue uno de los goleadores más salvajes de la NBA en los 80, pero terminó su carrera en Italia, tras el apogeo del 10.

Alex English es probable que no surta ningún tipo de efecto en menores de 40 años. Los más grandecitos, sin embargo, lo recordarán inmediatamente. English era un anotador feroz, en una década especial de la NBA, los ’80, en la que todo cambió. 

Aparecieron Larry Bird, Magic Johnson, Michael Jordan y la Liga más importante del planeta explotó en todo el mundo. English se destacaba en esos tiempos, sobre todo con Denver Nuggets, un equipo que particularmente tenía una vocación ofensiva como pocos, de la mano de su entrenador, Doug Moe. Para tener una idea, en 1983/84 promedió 123.7 puntos, siendo parte del partido con más anotaciones de la historia: Detroit 186-Denver 184, en triple suplementario, el 13 de diciembre de 1983. 

Pero aquí la anécdota viene por otro lado. English se retiró de la NBA jugando para Dallas en 1991, con 37 años, y quiso darse el gustito de seguir una temporada más en Italia, jugando para un equipo del Sur, que obviamente desconocía: el Basket Napoli. Sin internet, era difícil en esa época conocer mucho de otras ligas o países, salvo por ocasionales informes televisivos. Pero en Estados Unidos, el fútbol no era nada importante todavía, por lo que para English, el nombre Diego Maradona era conocido, pero sin tener idea completa de su dimensión.

Sin embargo, tomó medida de Diego cuando arribó a la ciudad italiana. Maradona venía de ser suspendido por 15 meses por doping positivo, lo que atentó contra la chance de que English se encontrara con él. “Creo que una sola vez estuve cerca suyo”, le dijo English a Mark Stein, del New York Times. Pese a su ausencia, Maradona estaba omnipresente todo el tiempo. 

English empezó a tomar conciencia de lo que significaba Diego cuando todos los días veía (porque no entendía el idioma), que de lo único que hablaba la prensa era de ese pequeño hombre que jugaba al fútbol como los dioses. English le dijo a Stein algo que, para un norteamericano, es contundente: “Era como luego fue Michael Jordan, o antes Wilt Chamberlain”. 

English se retiró luego de esa temporada y, obviamente, nunca más pudo estar cerca de Maradona. “Ojalá hubiera tenido la oportunidad de conocerlo. Él tenía esa cosa de un solo nombre. Cuando eres tan grande, como Maradona o Pelé, no necesitas un segundo nombre. Era simplemente Diego”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × dos =