Germán Beder, autor de El Legado: “No es literatura deportiva clásica”

Dialogamos con el escritor del libro editado por Básquet Plus que cuenta las vivencias del seleccionado argentino que le torció la mano al destino.

Dialogamos con Germán Beder, autor de El Legado, el libro editado por Básquet Plus que relata las vivencias del seleccionado argentino que le torció la mano al destino. El texto se puede conseguir mandando mail a ellegado@basquetplus.com o en Mercado Libre. Además, el envío es gratis para toda la Argentina, y pronto habrá versión electrónica (ebook), como así también se podrá comprar en España, Chile y Uruguay.

Portada de “El Legado” Historia de un grupo que le torció la mano al destino.

-¿Qué te llevó a escribir este libro?
-Un poco el deseo de contar la historia de un grupo que, en los papeles, parecía que tendría un paso testimonial por la Selección. Muchos de los jugadores subcampeones en China crecieron bajo la sombra de la Generación Dorada, la comparación constante y las presiones externas. Algunos la pasaron realmente mal. La situación los sobrepasó. Pero el deseo desesperado de trascender y el liderazgo casi paternalista de Oveja y Scola terminó equilibrando la balanza. Lo concreto es que nadie esperaba demasiado del equipo argentino después del Mundial 2014. A mí me motivó eso. Escribir desde otra perspectiva el nacimiento, el crecimiento, la consolidación y la consagración de la Selección actual. Sabemos de memoria los logros de la GD. Ahora tal vez sea una buena oportunidad de conocer más en profundidad lo que vino después. 

-¿Cómo lo fuiste armando? ¿Tiene alguna estructura particular? Porque no es fácil relatar un proceso completo.
. El libro va y viene en el tiempo. Apelé a ese recurso para hacerlo más llevadero, porque tal vez las historias del Preolímpico de México o los Juegos Olímpicos de Río quedaban un poco viejas. Así avanza hasta el momento en el que inicial el Mundial. Ahí la narración explota y avanza de corrido.

– Si tuvieras que destacar algunos de los pasajes más fuertes, ¿qué resaltarías?
. Y, hay varios testimonios que son fuertes. Pato Garino confiesa en detalle su periplo con las lesiones, Marcos Delía cuenta todo lo mal que la pasó con las comparaciones y Lapro dice que hasta analizó retirarse de la Selección después de un partido ante Uruguay, en Olavarría, por las ventanas clasificatorias. Incluso hay muy buenos aportes de Luis, contando períodos de vulnerabilidad en su carrera y ponderando a Oveja como el mejor DT de su carrera. Hay mucho. Facu, por ejemplo, me cedió el diario íntimo que fue escribiendo durante el Mundial. Son detallecitos que, sumados, pueden llegar a marcar una pequeña diferencia. Ojalá así sea. 

– Vos tenés un estilo de escritura un tanto particular. ¿Respetaste la línea periodística o fuiste por una escritura más descontracturada?
. Completamente descontracturada. Sobre todo en la segunda mitad del libro. No es literatura deportiva clásica. Nadie se va a encontrar con un simple recuento de torneos. Hay testimonios que lo potencian y un acceso a la intimidad inédito. Escribí en primera persona gran parte del relato. Pero no por un tema de egocentrismo, nada más alejado de ese punto. Simplemente me parece que la participación del que escribe involucra de una manera más comprometida al lector. El tipo que te está contando la historia, está ahí, te muestra lo que ve, lo que se le escapa. Es un vehículo. Así se consigue la empatía. 

-¿Hablaste con todos?
. Sí, con los 12 jugadores, más todo el cuerpo técnico. Oveja escribió el prólogo. Y también participan los dos integrantes de la GD que más de cerca siguieron el proceso de recambio (al margen de Scola, obviamente): Manu y Chapu. 

-¿Cuál es tu parte favorita?
. El Mundial, sin dudas. Pero me parece que todo lo anterior, los años de construcción, e incluso la preparación para China, también son parte fundamental del texto. Porque la emoción y la tensión que gana el relato en la última parte es fruto de toda la introducción previa. La historia de los jugadores, la evolución que fueron mostrando, los tramos de frustración, el rol del DT, el desgaste y un largo etcétera. Un grupo no se edifica de un día para otro. Es un largo proceso. Y el libro trata de describirlo. 

A continuación una linda charla que compartimos con German Beder antes de la presentación de “EL LEGADO”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − 1 =