El triángulo ofensivo con el que Lue y los Clippers quieren dominar la NBA

En el pasado lo utilizó Phil Jackson en los Bulls de Jordan y los Lakers de Kobe. ¿Tendrá éxito? Leonard ocupará ese rol. Una explicación del sistema.

Los Clippers quieren sacar el máximo provecho de Kawhi Leonard y de esa mentalidad asesina que ha desarrollado en las últimas temporadas, aumentando protagonismo desde los Spurs hasta los Raptors y ahora en California. La campaña 2020/21 de la NBA traerá muchos desafíos para los vecinos de los Lakers esperan tener a su jugador franquicia en su mejor nivel y usarlo tanto como sea posible en las situaciones más favorables.

Precisamente por eso el nuevo entrenador, Ty Lue, tomó la decisión de implementar una ofensiva triangular centrada en Leonard, que le permitirá tener un rol similar al de Kobe Bryant y Michael Jordan, quienes brillaron con esta estrategia en los Bulls y los Lakers. El primero consiguió cinco anillos y el segundo seis, todos con uno de los principales impulsores del esquema: el gran Phil Jackson. 

“Hemos colocado dos o tres sets del triángulo y hemos dejado que Kawhi juegue en esos espacios donde Kobe y Jordan también se desempeñaron. Él siempre amó a esos dos basquetbolistas y realmente los respeta y admira. Entonces, solo tratamos de ponerlo en una posición cómoda. Pude compartir tiempo en cancha con ambos y también participé en esta estrategia, así que solo trato de enseñarle eso también… Y a nuestro equipo”, señaló Lue en Los Ángeles Times. 

Pero, ¿en qué consiste el triángulo ofensivo? Todo empezó en 1962, cuando el ya fallecido Tex Winter publicó el libro llamado La Ofensiva de Triple Poste. La intentó implementar en la NBA en 1971, mientras dirigía a Houston Rockets, pero el ataque todavía no estaba listo para salir a la luz. No tenía los intérpretes adecuados ni la experiencia necesaria.  

Las cosas comenzaron a cambiar en 1985, cuando Tex fue contratado por Jerry Krause para ser uno de los asistentes técnicos en Chicago. De a poco las piezas empezaban a encajar y, finalmente, en 1987 llegó quien sería su ladero hasta los últimos tiempos: Phil Jackson. Ambos eran apasionados e innovadores, y estaban interesados en trascender más allá de la normalidad.  

Winter tenía el sistema perfecto para lograrlo, y Jackson la inteligencia integral para efectuarlo. Esto se materializó cuando Phil fue ascendido al cargo de entrenador en jefe de Bulls y Tex sería su asistente principal. En la cancha estaban Michael Jordan, Scottie Pippen y compañía. Estaba todo conectado, no podía fallar.  

La teoría es más fácil de lo que parece. Consiste en un triángulo lateral de tres jugadores en un lado de la cancha, y de dos restantes en el lado contrario. Es un sistema que no está diseñado para que un jugador sea la estrella del equipo, sino que sirve para que todos puedan mantenerse involucrados y en constante movimiento.  

La base del sistema empieza en el puesto del armador, en el que no se necesita de un uno puro para aplicarlo, sino más bien de portadores de balón que puedan sorprender a los rivales de turno. Scottie Pippen, Michael Jordan y Ron Harper en Bulls, y Kobe Bryant, Lamar Odom y Derek Fisher, entre otros, en los Lakers eran algunos de los ejemplos que les permitieron a Winter y a Jackson efectivizar por fin el tan anhelado sistema.  

La clave del sistema es la libertad controlada a la que se someten los jugadores, sin encasillarlos en una posición y dándoles autonomía para que puedan complicar de una manera diferente a las defensas rivales. Pero todo depende de la inteligencia de los dirigidos, que tienen que dar rienda suelta a su creatividad, pero también a su lectura de oportunidades para sacar provecho de los rivales.  

En fin, el triángulo ofensivo se aplicó con éxito en las épocas de Jackson en Bulls (consiguieron seis anillos en 1991, 1992, 1993, 1996, 1997 y 1998) y luego ambos llevaron sus servicios a Los Ángeles, adonde se encontraron con jugadores similares que también podían aplicar el sistema de manera particular.  

Primero consiguieron tres campeonatos con Shaquille O´Neal y Kobe Bryant en 2000, 2001 y 2002 y en 2009 y 2010 con algunos cambios (Pau Gasol, Lamar Odom, Ron Artest y Trevor Ariza, entre otros).

Después de una increíble eliminación ante los Nuggets en la segunda ronda de los playoffs, desperdiciando una ventaja de 3-1, los Clippers saben que esta temporada es muy importante para ellos. Ya no está Doc Rivers, pero sí su pupilo. La apuesta es volver cual máquina del tiempo a unos años atrás, aunque sea por un rato. Dicen que todo momento pasado fue mejor. Ellos lo quieren demostrar.  

Mira la explicación del sistema ofensivo utilizado por Phill Jackson en Bulls y Lakers.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

18 + once =