Celeste Godoy llega a Corrientes Básquet

La joven jugadora es otra de las apuestas de la dirigencia, para la presente Liga Femenina, certamen organizado por la Asociación de Clubes (AdC).

Celeste Godoy, 19 años (4-06-2001), nació en la ciudad de Resistencia, Chaco, y se desempeña en el puesto de Ala-Pivot. Teniendo a Villa San Martín como su casa deportiva, ya sabe lo que es jugar en nuestra ciudad, hábida cuenta que integró distintos planteles con la divisa del Tricolor, que se cruzaba el Puente General Belgrano, para competir en los torneos organizados por la Asociación de Básquetbol de la Ciudad de Corrientes (ABCC).

Ella misma se encarga de contarnos sus primeros pasos en el deporte del baloncesto: Empecé a jugar a los 14 años en el Club Villa San Martín. Después de un par de años, fui convocada para jugar en la Primera División. También, participé en los Argentinos con las Selecciones de mi provincia, donde ahí pude tener un poco más de roce. Disputé provinciales y con la Selección un regional, en la provincia de Misiones”.

¿Cuál fue su reacción a la convocatoria de Corrientes Básquet? “Sinceramente el llamado no lo esperaba, para mi, la verdad, fue muy emocionante, una linda sensación que me generó, porque es una experiencia que puede llegar a marcar algo importante en mi carrera”.

Con respecto al plantel, si conoce a sus nuevas compañeras o si las enfrentó en alguna oportunidad, nos refiere: “Sí, algunas veces con Mica (Piazza) jugué varios partidos en contra, también nos cruzamos con las Selecciones; y a Aldana (Duarte), que era de mi equipo también la conozco, participamos muchimos juntas. A las otras chicas las estoy conociendo y la verdad es que bien. Trato de manejar la ansiedad, es mi primera experiencia y trato de escuchar a las chicas que tienen más trayectoria, y nos vamos a preparar de la mejor manera, para poder llegar en buenas condiciones”.

Sobre la pausa impuesta por la pandemia del Covid-19, Celeste nos cuenta como la fue sobrellevando: “Dentro de todo bien, el año pasado había empezado a entrenar con las chicas de la Liga que estaban acá, eso me motivó un poco y me seguí entrenando todo el tiempo que no pude estar en el club, físicamente en mi casa, y en octubre empezamos a entrenar con las chicas de Villa. Primero con la parte física y después le fuimos agregando un poco más de básquet, le traté de poner lo mejor de mí para poder estar bien, sabiendo que podia haber posibilidades de competir, más que nada con el club”.

Para el cierre, la nacida en la ciudad de las Esculturas, hace una dedicatoria especial: “Agradecer a los que siempren están para mí, mi familia, mis compañeras de equipo, mi entrenador, mi pareja, mis amigas y todos los que me apoyaron a lo largo de esto que tanto me gusta”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × cinco =