“Trataré de que ellas nunca se den por vencidas”

Camila Suárez habló sobre sus primeros cuatro partidos en la temporada 2021 de la Liga Femenina, con la camiseta de Obras Basket. “Me siento cómoda con las compañeras, los entrenadores y las instalaciones del club”, dijo.

Las dirigidas por Santiago Petersen vienen de un fin de semana ideal, ya que derrotaron a Unión Florida y Deportivo Berazategui. Así, acumularon tres triunfos consecutivos después de la derrota en el debut ante Rocamora.

Camila Suárez tuvo actuaciones fundamentales para el buen presente de las rockeras. Su promedio en los cuatro compromisos fue de 19,2 puntos (36.4% en triples), siete rebotes, 2,5 asistencias, 2,2 robos y 19,8 de valoración en 32,1 minutos por encuentro. “Estoy muy contenta de volver a la actividad, que era lo que más queríamos todas. Me siento cómoda con las compañeras, los entrenadores y las instalaciones del club”, expresó.

Para llegar a este nivel deportivo, hubo un largo tiempo de trabajo. En este 2021, las aurinegras cuentan con la posibilidad de entrenar presencialmente. Sin embargo, el 2020 se vio afectado por la pandemia. Por ende, la base de 20 años encontró las variantes para poder pulir distintos puntos de juego.

“Trabajé mucho sobre lo individual, la técnica del tiro y un par de aspectos que tenía que mejorar (y que, de hecho, debo seguir desarrollando). Primero me conectaba al Zoom para entrenar con el equipo, y después practicaba personalmente”, contó Camila.

Ahora, está aprovechando el transcurso de la temporada 2021 de la Liga Femenina para proponerse nuevos objetivos. “Espero poder aportarle al equipo en lo que necesite, en cuanto a lo individual. Y en lo colectivo, dar muchas asistencias, encargarme de que el juego sea prolijo, acomodar a mis compañeras cuando el partido está difícil. También, aportar mucha energía y optimismo, que es una de mis características”, manifestó Suárez.

Su camino hasta la llegada a Obras

Camila Suárez arribó al club de Núñez en enero del 2020, con un currículum interesante debido a las experiencias obtenidas. En la edición 2019 jugó para Rocamora, donde firmó una media de 17,1 unidades (33,8% de efectividad en tiros externos), 4,6 tableros, 2,6 pases gol y 1,7 recuperos en 33,6 minutos. Asimismo, vistió la camiseta de la Selección Nacional en el Mundial Femenino U19 de Tailandia y salió campeón con Bohemios de la Liga Uruguaya, en la segunda parte del 2019.

Su trayectoria significa una oportunidad de contribuir con el crecimiento de un plantel conformado en su gran mayoría por jugadoras de la cantera. “Trataré de ofrecerles mucha energía y que nunca se den por vencidas, porque los partidos no terminan hasta que no suene la chicharra final. Desde mi experiencia, buscaré aportarles conocimientos de las rivales para que mis compañeras tengan a mano”, señaló la oriunda de Entre Ríos.

Por último, se refirió a cómo intentarán llegar las rockeras de cara al cierre de la fase regular, que será el 8 de marzo. “Ojalá que lleguemos de la mejor manera. Con el correr de los partidos, fuimos creciendo de a poco. Y creo que todavía podemos continuar evolucionando, corrigiendo algunos aspectos individuales y colectivos”, comentó Suárez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro − 4 =