QUIMSA Y UN TERCER CUARTO CLAVE PARA GANAR

El elenco de Santiago del Estero superó a Victoria Cogarol por 68-58. Luciana Delabarba fue su máxima encestadora con 15 puntos. Por las ecuatorianas, Diamond Richardson sumó 15.

Cerrando la segunda jornada del grupo “C” en la II Liga Sudamericana femenina, Quimsa superó a Victoria Cogarol por 68-58, en un encuentro que pese a la paridad, encontró un punto de quiebre notorio en su tercer periodo.

Sin embargo, la noche había iniciado muy equilibrada y con las subcampeonas ecuatorianas mejorando notoriamente su rendimiento a lo hecho 24 horas antes. Haciendo valer la talla en la pintura, pero con un juego más aceitado y presentando amenazas desde el perímetro, las dirigidas por Patricio Ponce estuvieron al frente en gran parte de ese primer cuarto.

Como ante Leonas Guaraníes, al conjunto de Santiago del Estero le costó entrar en ritmo, aunque con arrestos individuales poco a poco se fue poniendo a tono, consiguiendo igualar el trámite al momento de pasar al segundo capítulo (17 por bando).

Ese nuevo periodo, si bien sirvió para incluir más nombres propios a las planillas estadísticas, poco pudo hacer para romper la casi nula diferencia que había entre ambas escuadras. Con una María Fernanda García enchufada, Victoria Cogarol agregó una variante más a un ataque dominado principalmente por su tridente foráneo.

Quimsa, laborioso, trató de ponerle prisa al mal paso, y disimulando las dificultades que encontró en ambos costados del campo, llegó al descanso largo abajo por tres, 34-31.

La historia sería radicalmente opuesta en el tercer periodo. Las argentinas volvieron renovadas, con mayor ímpetu y llevaron adelante una defensa magistral, que secó de sobremanera la ofensiva de su adversario.

Como resultado, de ir perdiendo 39-38, estableció un 19-0 en seis minutos con el cual se catapultó al frente por 57-39, poniendo de su lado la brecha y el reloj; con un escenario sumamente favorable de cara al desenlace.

Totalmente perdido, el cuadro de Ecuador solo trató de darle rodaje a los sistemas, buscando con eso cortar la mala racha; algo que finalmente ocurriría en los segundos finales del segmento.

Con un 57-41 muy claro para las santiagueñas, los 10 minutos finales tuvieron dos planteos. Por un lado, a las anfitrionas tratando de sostener esa diferencia, pensando en la última jornada; y por el otro, a las ecuatorianas buscando recortarla para de esa forma mantener sus expectativas de seguir en carrera por un lugar en la Final Four.

Finalmente fueron las orientadas técnicamente por Mauricio Pedemonte las que prevalecieron, quedándose con el triunfo por 68-58.

Luciana Delabarba fue la máxima encestadora del ganador, con 15 puntos; siendo secundada tanto por Mabel Martínez como por Celia Fiorotto, ambas con 14. Por Victoria Cogarol, Diamond Richardson sumó 15.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × uno =