Garra Calamar: Platense empató y se ilusiona

Con un partido de alto voltaje, Platense se llevó la victoria y ahora está 1-1 frente a San Martín. Goldenberg, la gran figura, con 21 puntos y 10 rebotes, decisivo en el desenlace. Fue su primer triunfo de la historia en playoffs de la Liga.

Su sentido de pertenencia, su defensa y su enjundia. Atributos que le permitieron a Platense ser una de las grandes sorpresas de la temporada y que, el jueves a la noche, le dieron una nueva satisfacción: ganar en un partido de alto voltaje emotivo y empatar la serie de Reclasificación ante San Martín. El Calamar respondió con creces a otro desafío y ahora será a todo o nada frente a San Martín el domingo. 

Fue su primer triunfo de la historia en playoffs de la Liga Nacional. El Marrón batalló ante un elenco correntino que había demostrado gran carácter y efectividad en el inicio de los octavos de final con defensa, sobre todo, una de sus armas claves y el bombardeo de triples. 

Lucas Goldenberg fue la figura. El jugador tuvo una noche espléndida: doble-doble con 21 puntos y 10 rebotes pero lo más destacado fue el protagonismo sobre el final de los dos tiempos suplementarios. Hasta este momento, el alero está jugando estos playoffs en altísimo nivel, ya que el miércoles brilló con 21 puntos y 8 rebotes. El factor ánimico claramente para los calamares fue la presencia de Facundo Vázquez, el base y gran conductor del equipo que en el primer encuentro debió retirarse por la lesión en su tobillo, esta noche jugó y fue otro de los goleadores con 12 unidades, en 37 minutos. Lugli, desde el banco, con 14 unidades y Morales y Aprea, con 11 y 10 respectivamente completaron el goleo repartido que tuvo el elenco de Vicente López. 

San Martín encontró su poder ofensivo en Matías Solanas (22) Javiez Saiz (16) y Sebastián Acevedo (14) para despertar sobre todo en el segundo tiempo (ya que perdía por 16 en el tercero y llegó a la igualdad en el cierre del último capítulo). En el final del primer suplementario, un triple de Machuca parecía bajar la persiana y cerrar la noche con la clasificación a Cuartos, pero Goldenberg, la estrella de esta jornada, recibió falta y empató desde la línea, forzó un segundo tiempo extra del cuál también fue pieza fundamental para que Platense continúe con vida en estos playoffs. 

El partido

El inicio fue muy motivador por parte de Platense, donde se vio como salió con el cuchillo entre los dientes para buscar la ventaja rápida y soñar con la victoria. La ofensiva fue el concepto protagonista durante los primeros 5 minutos, ya que el “Calamar” dominó con su gran dinamismo y la cantidad de variantes que obtenían gracias al juego colectivo. El caudal alto de goleo (15) que consiguió “Tense”, le pesó a San Martín y no le quedó más remedio que solicitar tiempo muerto, tras convertir solamente 4 puntos. Luego de la pausa, los Rojinegros realizaron algunos cambios defensivos -que fueron efectivos- para bajar un poco la efectividad de su contrincante. Pero igualmente los dirigidos del “Cholo” tenían otra arma, muy característica, que es la defensa. Con algunas transiciones en zona y otras individualmente fuertes, Platense continuó con su retaguardia impenetrable para dejar el marcador 21-13 al sonar la chicharra del final del primer cuarto.

Para el segundo parcial la sintonía del “Marrón” fue la misma que demostró en el cierre del apartado anterior. “Tense” no dudó y pegó nuevamente de entrada con su fluidez ofensiva y una defensa asfixiante. A su vez, Lugli (9), Goldenberg (6), Aprea y Morales (gran combinación de internos para sumar 11 puntos en la pintura) lograron continuar la regularidad en la delantera para negar cualquier mínima chance de remontada. Por otra parte, el “Rojinegro” se fue al descanso con una fuertísima jaqueca, tras no haber conseguido descifrar la defensa de los “calamares”; luego, de haber probado distintas formaciones y variantes. El tanteador culminó en 37-24 al culminar la primera mitad y, sin dudas, el ataque de los correntinos no encontró una figura que los representara.

En la segundad mitad la tónica se situó de una manera extraña. Por un momento todos los conocedores del básquet pensábamos que Platense iba a liquidar el dividido tras alargar un poco más su distancia, pero de a poco “Sanma” se fue despertando en defensa y mejorando su efectividad con los tiros. Saiz (10), Acevedo (8) y Zanzottera (7) fueron los que comandaron la delantera del “Rojo”, más un gran juego en equipo (9 asistencias en el complemento) para dejarle ese gusto amargo a los de Vicente López; después de ganar el parcial (23-15), pero aún sin dar vuelta el marcador de 52-44.

El último apartado en el tiempo reglamentario fue para el olvido en Platense y para los grandes elogios en San Martín de Corrientes. El “Calamar” literalmente perdió su rumbo, debido a una racha de 8-2 que marcó su rival en menos de 3 minutos del arranque. Entonces, “Cholo” Vázquez solicitó un tiempo muerto, pero lamentablemente sus jugadores no supieron traducir sus indicaciones y todo fue a pique. El gran giro de página que logró el plantel correntino en cuanto a sus porcentajes fue la clave para desmoronar a Platense, ya que provocó que se pusieran por primera vez en liderato del encuentro, una inmensa baja de autoestima para los nacidos en Recoleta y una sobrecarga de discusiones, que en consecuencia expulsarían a Alejandro Vázquez. Con todas en contra, parecía que la victoria y la serie se la llevaría San Martín. Pero luego de luchar y luchar, “Tense” obtuvo un full que lo enviaría a la línea de libres, a falta de 5 segundos. Facundo Vázquez metió el primero y falló el segundo dejando el contador en tablas en 67 y dilatando la duela.

“Sanma” fue rápidamente a la ventaja y desde ahí comenzó a manejar los hilos del partido. Parecía tener todo controlado, pero la constancia de Lucas Goldenberg en pelear rebotes, ayudar en defensa y un gigantesco aporte goleador, le dio al “Marrón” esa confianza que necesitaba par no bajar los brazos y forzar otra prorroga en iguales en 77. En el decisivo la historia fue similar al periodo anterior, pero esta vez Platense retornó con una confianza extra en la defensa, más un poco de suerte en la definición de detalles claves, que le darían varias posesiones en ofensiva para consagrarse con la victoria y empatar la serie de reclasificación de playoffs en 1-1.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve − 5 =