NBA y fútbol: comparando a las principales estrellas de ambos sectores

Dos disciplinas que se parecen mucho más de lo que algunos creen. LeBron James y Cristiano Ronaldo, Messi y Stephen Curry, entre otros.

La NBA es una competencia que mantiene en vilo a todos los fanáticos alrededor del mundo, buscando ser una marca global y reconocida en cual lugar se nombre. El fútbol ya lo es y por algo lo llaman una pasión de multitudes. 

En Estados Unidos, los directivos del certamen están cada día más cerca de conseguir lo que generó el deporte de la blanca y negra y precisamente por eso, entre otras cosas más, desde Básquet Plus se intentará comparar a los principales deportistas de ambos sectores.

Títulos, forma de entender cada uno a su deporte, tipos de físico, personalidad y varios aspectos más serán evaluados y enlazados para describir y destacar dos disciplinas que, a pesar de las diferencias, son más parecidas de lo que muchos creen.

Kylian Mbappé-Luka Doncic 
Misma edad, similares realidades. Ambos tienen 22 años y sus físicos explotaron a temprana edad. Parecen más grandes de lo que verdaderamente son, pero poseen una frialdad ajena a la norma para dos niños que hace no mucho terminaron sus adolescencias. Se coronaron a nivel selecciones, ya que el francés logró el Mundial en Rusia 2018 y el esloveno se quedó con el Eurobasket 2017. Lamentablemente, también poseen un paradigma parecido a la hora de ganar a nivel clubes y ninguno de los dos pudo quedarse todavía con la Champions League ni con el anillo en la NBA. 

Neymar Jr.-Nikola Jokic
Son dos de los deportistas más técnicos de sus deportes y siempre juegan con una sonrisa en la cara, dando la sensación de que para ellos todo es un simple picado. No solo el estilo y la personalidad comparte el brasilero y el serbio, también debutaron a la misma edad (17 años), les gusta mucho divertirse con la disciplina del otro, siendo los dos muy buenos en cada una de ellas y poseen medallas olímpicas (el futbolista se quedó con la de oro en 2012 y 2016 y el basquetbolista fue plata en Río).

Robert Lewandoswki-Kevin Durant
Comparten edad (32), año de nacimiento (1988) y dominio físico acompañado de una agilidad impropia para gente de su tamaño. Ambos juegan en dos súperequipos como Bayern Munich y Brooklyn Nets y poseen múltiples títulos. El polaco posee hasta el momento 23 condecoraciones y el norteamericano cinco. 

Cristiano Ronaldo-LeBron James
Si algo caracteriza a estos dos atletas es la capacidad para mantenerse vigentes gracias a físicos excepcionales, pero también a un cuidado extremo del cuerpo. LeBron, por ejemplo, gasta alrededor de un millón de dólares por año en cocineros personales, pilates, preparadores físicos y otros especialistas, a la vez que el portugués sigue un régimen que roza lo militar temporada a temporada.  

No les gusta quedarse en un solo club, debido a que el futbolista ya vistió las camisetas de cuatro conjuntos a lo largo de su carrera, la misma cantidad que posee hasta ahora James en la NBA. 

Además, los dos tienen que vivir en una época en la que constantemente se los compara con Messi y Curry, aunque ninguno se preocupa por pelearse o debatir fuera de la cancha, dejando que sus juegos hablen por ellos. 

Ganadores innatos, fueron campeones en casi todos los equipos en los que estuvieron y solo Ronaldo se quedó sin ganar títulos en su primer elenco, el Sporting Lisboa. 

Lionel Messi-Stephen Curry
Empezando por el presente de ambos, tanto Curry como Messi se encuentran en etapas de transición, no en cuanto a rendimientos individuales, sí con respecto a sus equipos. Ni Golden State ni Barcelona son las amenazas que eran en el pasado y están buscando su mejor versión.

Se llevan apenas un año diferencia, debido a que Curry nació en 1988 y el rosarino en 1987. Tampoco se destacan por tener físicos predominantes. Stephen solo mide 1.91, una estatura que para los valores de la NBA no es mucho, mientras que Lionel llega a los 1.70. Pero ambos destrozan rivales con talento e inteligencia, sin importar las diferencias contra sus rivales.

Disruptivos desde que llegaron al mundo, a los dos de pequeños les dijeron que no tenían muchas oportunidades de llegar a ser profesionales en el básquet y el fútbol, y se sobrepusieron a duras pruebas, desde inyecciones para fomentar el crecimiento hasta contratiempos con diferentes lesiones, para llegar a ser lo que son.

Por último, la fidelidad de los dos es única, en un mundo deportivo en el que la mayoría de los jugadores se venden al mejor postor. Ambos debutaron profesionalmente en sus equipos y se mantienen allí después de 12 y 17 temporadas respectivamente.

Erling Haaland-Zion Williamson
En común la edad, el mes y año de nacimiento y el físico. 20 años cada uno, el futbolista llegó al mundo un 21 de julio del 2000 y el basquetbolista hizo lo propio 15 días antes. El del Borussia es reconocido por su ritmo, atletismo y fortaleza, similares características por las que siempre mencionan a Williamson. 

Erling debutó en la Champions la temporada pasada y en esa época se convirtió en el primer adolescente en convertir en cinco juegos seguidos en el torneo, vistiendo la camiseta del Salzburgo. Zion también hizo su estreno la campaña anterior, pero en la NBA y en el profesionalismo. 

En su primer juego, ante los Spurs, sumó 22 puntos, 3 asistencias y 7 rebotes en 18 minutos en cancha, además de un 4/4 en triples que le permitieron transformarse en el primer jugador de la historia de la liga en debutar con cuatro tiros de tres anotados en cuatro intentos.

Además, ambos son zurdos y tienen un futuro impresionante por delante. 

Toni Kroos-Rajon Rondo
Dos cerebros en ambos de sus competencias, que no necesitan de muchos segundos para decidir qué hacer y cómo ejecutar. Uno se encuentra en el Real Madrid y otro en los Clippers. Ambos poseen títulos en sus haberes y todavía siguen vigentes en el más alto nivel, a pesar de que Rajon es cuatro años mayor (31 y 35 años respectivamente). 

Kevin De Bruyne-Kawhi Leonard
Quizás les sorprenda esta comparación, pero algo los une más allá del deporte y es su personalidad. El de la NBA es callado en todos los ámbitos de la vida, misma condición que el belga, pero a través de Whatsapp y en los diálogos con sus seres queridos. 

¿Por qué? Los amigos del jugador del Manchester City lo apodan Tumble Dryer, que sería algo así como una secadora en español, porque siempre contesta de manera muy seca los mensajes en esa aplicación. Ese sobrenombre también podría llevar tranquilamente Leonard. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × 5 =