Campazzo está jugando más de base que nunca… y los Nuggets lo disfrutan

El argentino no solo reemplazó muy bien a Jamal Murray, sino que viene cuidando el balón y haciendo partícipes a todos. Los detalles.

“Es un base y debe tener cuidado porque tuvo tres pérdidas. Proteger el balón como visitante es muy importante, especialmente contra un buen equipo en la segunda noche de un back to back”

El 30 de diciembre del 2020, unos pestañeos antes de que se celebre el año nuevo, Facundo Campazzo estaba viviendo un periodo de adaptación y venía de hacer un partido irregular ante los Kings, cuando su equipo, los Nuggets, no pudieron imponer su poderío ofensivo y perdieron 115-125. 

La frase pertenece a Michael Malone y hacía alusión al exbase del Real Madrid. Es que el entrenador de Denver estaba un poco furioso no solo con el argentino, sino con todo el plantel. 20 pérdidas que resultaron en 37 puntos para Sacramento fue el motivo de la irritación y una porción de ellas llegaron de la mano del cordobés. 

En 17 minutos en cancha, el exjugador de Peñarol tuvo tres balones malogrados y la situación no era nada esperanzadora. Pero fiel a su estilo, Campazzo demostró que puede adaptarse como zapatilla al pie en cualquier escenario

Exactamente 118 días pasaron desde esa declaración ácida y realista del coach de los Nuggets, y el cambio de Facundo viene siendo rotuno, especialmente desde que asumió la pesada carga de reemplazar al lesionado Jamal Murray en el puesto de guardia titular. 

Aceptó y rindió haciendo lo que sabe, jugando, organizando y alimentando a sus compañeros, encontrando los espacios y complementándose con Nikola Jokic para explotar los laberintos de un plantel con un poderío ofensivo que roza lo infinito, pero que escasea en cuanto a facilitadores. El serbio y el argentino vienen del mundo FIBA y saben cómo explotar ese nicho perfectamente.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 4 =