#ConociendoalColegiado Alejandro Chiti

 
#ConociendoalColegiado es la Sección donde nos gusta conocer a los Colegiados dentro y fuera de las canchas de Básquet
Porque Ellos también Forman Parte del Juego… En esta ocasión conoceremos la historia de Alejandro “El flaco” Chiti, hombre récord en lo que respecta al arbitraje, 1300 partidos a nivel profesional en la LNB . Todo un numero para disfrutar de su vida y sus pasiones.

Alejandro “El Flaco” Chiti uno de los referentes en el Arbitraje pasó por #ConociendoalColegiado

El árbitro platense llegó a los 1.300 partidos cuando dirigió el segundo encuentro entre Bahía Basket y Atenas por la Permanencia. Con semejante cifra superó a grandes figuras de nuestra competencia: dejó atrás a Sebastián Ginóbili (1.294), a Leo Gutiérrez (1.250) y a otros tantos como Diego Osella y Sergio Hernández, nombres que sobrevuelan en lo más alto del básquet argentino. 
 
Nombre y Apellido: Alejandro Chiti
 
Edad: 56


 
Lugar de Nacimiento: La Plata
 
Algo lindo que te guste de ese lugar:
El Bosque.
 
Cómo nace tu interés por el deporte:
Desde muy chico jugaba al fútbol en el barrio, a los 10 años, un día por casualidad acompañé a un amigo al Club Juventud y ahí me invitaron a jugar al básquet. A partir de ese momento me ficharon y comencé a jugar en mini básquet en el torneos oficial organizados por la Asociación Platense de Básquet.
 
Cómo nace tu interés por ser Árbitro:
A los 15 años, fui a jugar al club CEYE de Berisso, los días libres pasaba por Juventud a saludar a mis amigos y ex compañero, empecé a arbitrar en los entrenamientos a modo de diversión, me gustó. Hice un curso y comencé a arbitrar oficialmente los fin de semana mini y pre mini.

“Yo jugaba al básquet de chico, en mi ciudad estuve en minis, infantiles, cadetes, juveniles y lo hice hasta los 19 años. A los 15 ya había empezado a arbitrar. Me fue gustando la actividad. Cuando terminé el secundario tuve que hacer el servicio militar. Ahí paré de jugar y una vez que lo finalicé me decidí por dirigir

Quien te llevo/ motivó a dar tus primeros pasos como colegiado:
Nadie especialmente, sino que se dio de casualidad que encontré esa actividad, que rápidamente se convirtió en una pasión.

Me fui desarrollando en La Plata mientras llevaba paralelamente adelante la carrera de Ingeniería. Finalicé los estudios y rendí para Juez Nacional. Tuve que optar nuevamente, y realmente me incliné por lo que más me apasionaba. Hoy refuerzo ese pensamiento y ese sentir”.
 
Recordas el primer partido que dirigiste (En Formativas – En Mayores)  (En que cancha).
Dirigí desde los 15 años mini y pre mini, a los 19 cuando finalice el servicio militar, deje de jugar y comencé a arbitrar inferiores y rápidamente 1ra división. Pero no recuerdo específicamente que partido.
 
Cuál fue el / los partidos más difíciles que tuviste que dirigir:
El arbitraje es un desafío permanente, siempre el partido más difícil, el más importante es el que en suerte te toca arbitrar. Ese es.
 
Cuál es la cancha más difícil en la que te tocó dirigir:
Muchas, la de Racing de Sierras Bayas era complicada.
 
En LNB, LIGA ARGENTINA, TFB ¿Recordas tu debut? ¿Qué partido?
En la LNB fue un Ferro vs Atenas en Caballito. Tremendo.


En lo que respecta con tu carrera; ¿Qué árbitro/ colega tenés como referente?
Todos los árbitros con los que ingresé a una cancha me han dejado algo, de todos he aprendido y sigo aprendiendo.

El arbitraje es un trabajo de equipo. Se necesita que todos los componentes estén de la mejor manera en el momento de entrar al rectángulo de juego y que logren concentrarse como para hacer foco en lo que está sucediendo ese día y puntualmente en ese partido. Hay que saber que ese es el partido más importante de tu vida, no el que dirigiste ayer o el año pasado o el anterior. Siempre el más importante es el que te toca en suerte arbitrar ese día.

-Yo digo eso porque tomo esta profesión del arbitraje como un desafío permanente. Entonces el desafío es el que vas a emprender, porque el partido que pasó ya está. Obviamente que en una carrera de tantos años, yo fui árbitro internacional por veinte, tuve la posibilidad de arbitrar cuatro mundiales, preolímpicos, premunidles, preclasificatorios mundiales, los Juegos Olímpicos de 2004 y me llevo la satisfacción y la alegría de haber conocido a un montón de gente, de compañeros que me ayudaron en esta carrera, que ahora algunos son amigos, el haber conocido otras culturas, ideologías, otras formas de ver la vida. Te va alimentando tu forma de ser, tu personalidad, te ayuda a crecer y desarrollarte.
 
Dentro de una cancha; ¿Qué jugador te sorprendió cómo había jugado?
En mi carrera tuve el privilegio de arbitrar a los mejores de distintas épocas. Verdaderos fenómenos. Alguien que la gente pagaba una entrada para ir a ver, un distinto que te podía sorprender con cualquier cosa, en cualquier momento era Hernán Montenegro.


 
Jugador/a más quejoso/a la hora de dirigir…
No me gusta la palabra quejoso, si, difícil de arbitrar, te tiro 2… Leonardo Gutiérrez y Bruno Labaque, pelean cabeza a cabeza ya que hasta en eso son competitivos.
 
Entrenador/a más quejoso/a a la hora de dirigir…

Quejoso no es la palabra, si intenso, competitivo, siempre al límite, Oscar Sánchez.


Una virtud,
Me considero un tipo leal.
 
Un defecto
Seguramente muchos, estamos en constante aprendizaje, te nombro uno, me cuesta mucho amortiguar una traición. Estoy trabajando el que no seas mi amigo no te pone en el sitial de enemigo, sino en el de no te doy más pelota.
 
Un sueño que hayas cumplido a nivel Profesional…
Haber logrado de una pasión, hacerla un medio de vida.
Y a nivel Personal…
Haber podido compatibilizar mi actividad con mi familia.

 Un sueño por cumplir…
Poder disfrutar mis últimos años en esta profesión.
 
¿Nos gustaría saber si no hubieras sido Árbitro? ¿Hubieras sido?
Ingeniero.
 
Un HOBBY…
La pintura.
 
En esta cuarentena ¿Qué descubriste?  ¿Qué Aprendiste?
Reforcé un sentimiento que siempre tuve, la importancia de La Salud. El valorar realmente la importancia de estar sano, físicamente, mentalmente y socialmente.

Fotos Gentileza de APREBA

Había que convivir con la pandemia de la mejor manera posible. Por un lado me puse a pensar en la parte personal, en cuanto a mantenerme físicamente porque sino la vuelta se me iba a  hacer complicada. Yo vivo en un departamento, no tengo mucho espacio pero hice el esfuerzo para mantenerme. Mi hijo Nicolás es profe de Educación Física y todos los días a las 11 nos conectábamos, él tenía una rutina y la hacíamos juntos. Eso me ayudó muchísimo, mínimamente para que cuando volviera la competencia pudiera seguir en la actividad.

Por otro lado se nos abrió una gran posibilidad desde el Colegio Profesional y desde la Escuela Argentina de Árbitros, donde tengo el gusto de trabajar junto a un equipo fantástico, de llegar a todos los árbitros del país, comisionados técnicos, oficiales de mesas. Fue fundamental para unificar criterios y darles a todos los integrantes las mismas herramientas para que puedan crecer y desarrollarse dentro de la actividad, en todos los puntos del país. Llegamos a Ushuaia y a Jujuy. Hicimos un montón de trabajos con gente del exterior, se trabajó con el desarrollo de árbitros mujeres. Hubo exponentes a nivel mundial, se hicieron intercambios con otros países, utilizamos la tecnología de la mejor manera como para llegar a todos, pero sabemos que el aprendizaje es adentro de la cancha.

MÚSICA: ¿Un tema musical que te guste; o que te identifique?
Cómo te voy a olvidar, Los Angeles Azules y Vicentico.

¿ Que pongas antes de un partido?
Damas gratis

¿Una película o una serie que te haya marcado que quieras recomendar?
Fauda/Vivir sin permiso
 
¿Un libro que hayas leído y quieras recomendar?
La inteligencia emocional, de Daniel Goleman.
 
¿En la cocina cuál es tu fuerte si tendrías que invitar a compartir una cena? ¿Quiénes serían?
Un buen asado, familia y amigos.
 
¿Un lugar para vacacionar en el verano? ¿Un lugar para vacacionar en el invierno?
Cualquier playa del caribe, en especial Isla Culebra. Puerto Rico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − 12 =