Deck y el juego seguro, un amor de siempre: ahora lo ven en el Thunder

Puntos en transición, en la pintura, la media distancia o la línea de libres, y rebotes ofensivos. Hace lo que sabe y no se complica. Ya lo empiezan a valorar.

El código binario es un lenguaje que les permite a las computadoras comunicarse. Gracias a este sistema, los ordenadores pueden relacionarse y, además, procesar todos los caudales infinitos de información que se ingresan día tras día

¿Por qué bi? Debido a que este entramado cibernético y tecnológico funciona por una dualidad que está representada por solo dos números: cero y uno. Encendido o apagado, verdadero o falso, dos niveles de voltaje y un proceso simplificado de algo inmenso. 

Gabriel Deck no es un código binario, mucho menos una computadora, pero su cerebro y su estilo de juego parecen carburar de la misma forma. Atacar o defender, penetrar y anotar, girar y convertir, asistir o cortinar. Simple, pero extremadamente efectivo, como los ordenadores que todos ustedes tienen enfrente. 

Quimsa, San Lorenzo, Real Madrid y el seleccionado argentino ya saben de lo que se trata su repertorio. En la NBA recién lo están conociendo. “Las transiciones son una prioridad para todos los equipos. Eso es algo que Gabriel puede aprovechar, ya lo vimos ante los Pacers. Esperamos que sea una constante con él, en especial cuando el rival falla o aprovechando una pérdida de balón”, dijo el entrenador del Thunder, Mike Daigneault, luego del último juego. 

Si lo dice el coach, imposible discutirlo. Hace lo que sabe y no se preocupa por intentar demostrarse o afianzarse abarcando más de lo que su mano puede agarrar. Puntos en transición en la pintura, la zona restringida o la media distancia. De eso se trata su adivinable secreto. 

Además, viene sobrecargando muy bien el rebote ofensivo (acumula nueve en estos tres encuentros, empatando con Andrés Nocioni en el récord de un argentino en atrapes en ataque en esa cantidad de juegos iniciales) y ejecutando con efectividad desde la línea de libres. 

¿Cuántos puntos está consiguiendo Deck en transición? En promedio es Top-7 del Thunder en estos últimos tres partidos, tanto en tantos tras pérdidas como en anotaciones en contragolpe con 1,3 (sexto en la tabla) y 0,7 (séptimo) respectivamente.  

Esos guarismos se pueden ver más prístinamente a la hora de hablar de totales y hasta el momento es el cuarto del equipo en puntos tras pérdidas y anotaciones en contragolpe, con cuatro tantos convertidos en cada uno de los apartados. 

Ingresando un poco más en la cuestión, el argentino anotó la mitad de los lanzamientos que tomó en la zona restrictiva (6/12 a un 50,0%) y en la pintura, sin tener en cuenta la zona restrictiva (2/4 a un 50,0%), a la vez que convirtió el único tiro de media distancia que probó. Lo mismo en la línea de los respiros profundos, donde anotó tres de cinco hasta el momento (60,0%), un registro que todavía puede mejorar muchísimo. 

Su incidencia no se detiene ahí y a la hora de cargar al rebote ofensivo, en una liga más acostumbrada a la transición defensiva, se destaca como pocos. En los tres partidos que disputó fue el tercero en promedio de atrapes adelante y el cuarto en porcentaje con 3,0 y 11,7% respectivamente. Todavía no está materializando para el mismo esas oportunidades (solo cuatro puntos hasta ahora), pero sí generando para sus compañeros, lo que también es muy valioso. 

Todo esto con la seguridad de siempre, incluso dando flashes como portador de balón de aro a aro o en el pick and roll. Posee el ratio de asistencias/pérdidas más alto del equipo, con un más que imponente 3,50. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − cuatro =