Rocamora logró una victoria muy necesaria

El conjunto de Concepción del Uruguay tuvo una gran tarde de domingo y pudo derrotar 84-61 a Estudiantes de Olavarría para cortar la racha de tres caídas en fila. El Bataraz aún no conoce la victoria en el Gigante Verde.

El segundo turno de la burbuja tuvo como protagonistas a dos equipos que no pudieron ganar en su presentación. Rocamora consiguió una bocanada de aire fresco para frenar la seguidilla adversa de tres traspiés consecutivos y mejoró su cosecha a 5-10. Por su parte, Estudiantes enhebró la segunda caída en fila y posee un récord de 4-7 en la Conferencia Sur.

El Rojo inició el juego con mayor decisión a la hora de tomar tiros de larga distancia y, con dos triples (de Catalín y Cognigni), tomó la ventaja en el marcador (6-2). Pese a que Estudiantes intentó la reacción de la mano de Galardo y Sandrini con conversiones cerca del aro, el rival limitó esas acciones en el poste para sacar la máxima ventaja en el electrónico (14-7) promediando el primer cuarto, lo que llevó al tiempo muerto. Tras dos libres convertidos de Impini que llevaron a nueve la máxima, llegó el primer triple de los de Olavarría de la mano de Lorenzo para ponerse a seis (16-10). Sobre el cierre, la efectividad del equipo de Varas bajó, pero los visitantes no supieron aprovechar el momento y Rocamora volvió a escaparse a nueve para cerrar el primer cuarto 21-12.

Ya en la segunda manga, Rocamora logró mantener esa efectividad y pudo elevar esa cifra rápidamente a 14 en un minuto y medio, con tantos de Pascal y Bernasconi. Tras varios errores en ofensiva por parte de Estudiantes, Romero e Impini pudieron aprovechar el momento para encestar triples sin oposición y pusieron a los suyos 20 arriba (32-12), con 6:16 para el entretiempo. De todas maneras, la visita enhebró cinco tantos en fila, producto de dos de Herrero y un triple de Ruiz, los primeros puntos en la tarde para ellos. Pese a esa pequeña reacción, la ofensiva albinegra volvió a estancarse y, tras dos minutos sin convertir, Impini y Gerhardt se encargaron de romper esa sequía desde al lado del aro. De la mano de Sandrini y Galardo, Estudiantes cerró mejor la primera mitad, sobre todo siendo efectivo desde la línea de libres para ponerse a diez, aunque un triple de Cognigni a falta de dos segundos fue un baldazo de agua fría para los de Macías (41-28).

La segunda mitad fue muy diferente a la anterior, con Estudiantes mucho más agresivo en ataque y aprovechando el juego asociado, que lo llevó a estar a apenas cinco unidades de Rocamora (42-37) tras dos minutos y medio de juego. De todas maneras, el local pudo sumar cinco unidades en fila gracias a Bernasconi y Verbauwede para volver a llevar a la decena su ventaja en el marcador. Sin embargo, esa racha del local duró poco y, en un abrir y cerrar de ojos, Bolling y Herrero llevaron a los suyos a solo cuatro unidades. De ahí en adelante, ambos equipos intercambiaron canastas, conservando la ventaja que tenía Rocamora en los posteriores minutos. Sobre el cierre, los locales trabajaron mejor la defensa y pudieron cerrarle el aro a Estudiantes, con un parcial a favor de 7-1 para terminar 58-49.

El último parcial inició favorable para el Rojo, que de la mano de Cognigni y un triple convertido más una falta ofensiva de Bolling pudo tomar doce de ventaja. Un cúmulo de malas decisiones en el juego de Estudiantes en general llevaron a Rocamora a poder trabajar con más tranquilidad, mayormente en ofensiva, encontrando en Romero (6 en fila) al responsable de estirar la ventaja a 20 (73-53), a falta de cuatro minutos. Con la renta por encima de la quincena, el local comenzó a utilizar más tiempo de las posesiones y le permitió, junto a la desesperación de su rival en defensa, encontrar jugadores libres que pudieron convertir sin oposición para ampliar la ventaja a más de 20. Finalmente, y ya con varios hombres de la rotación profunda de ambos planteles en cancha, Rocamora se quedó con el triunfo por 84-61.

Síntesis:
Rocamora (84): Tomás Verbauwede (6), Juan Martín Bello (0), Justo Catalín (5), Juan Francisco Cognigni (16), Sebastián Bernasconi (9); Horacio Rigada (9), Rodrigo Gerhardt (2), Carlos Pascal (7), Galo Impini (14), Gonzalo Tamaño (3) y Guillermo Romero (13).

Estudiantes (61): Ignacio Galardo (12), Jeremías Sandrini (8), Elnes Bolling Jr. (7), Julián Ruiz (8), Lucas Gorosterrazú (6); Johu Castillo (3), Matías Sesto (3), Tomás Pérez (2), Nicolás Lorenzo (5) y Martín Herrero (7).

Parciales: 21-12; 20-16; 17-21 y 26-12.
Estadio: El Gigante Verde, Concordia.


Árbitros: Leonardo Salazar, Carla Domingo y Guillermo Grondona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 + uno =