Campazzo y una estadística en la que es uno de los mejores en toda la NBA

El argentino viene destacándose en las deflections desde que llegó. Ahora, con más minutos, se codea con los grandes de la liga en el apartado.

¿Y si los expertos estaban equivocados? ¿Y si los sueños se pueden cumplir? ¿Y si esos mensajes tristemente positivos se encontraban en lo cierto? ¿Es posible la búsqueda de la felicidad? ¿Se puede tocarla? ¿Podemos ser nuestros propios héroes? 

Facundo Campazzo les demuestra a todos que cualquier cosa es posible y que lo que se propongan lo pueden conseguir con esfuerzo, constancia, disciplina, exigencia y confianza ciega en el proceso, en el camino y en el progreso

Cuando arribó a la NBA pocos creían que verdaderamente lograría rendir, aún muchos menos esperaban que un par de meses después estaría siendo titular en los Nuggets y una pieza indispensable en diferentes aspectos del juego. 

Las lesiones de algunos compañeros lo ayudaron, es cierto, pero nada hubiera sido posible sin su astucia y su preparación para mantenerse listo. “Cuando llegué a la NBA un veterano me dijo que para tener éxito en esta liga, un 80% de lo que tenés que lograr es competir, presentarte cada noche y luchar sin abandonar”, dijo Chris Webber en la transmisión que cubrió anoche a Campazzo y Denver.

Justamente eso es lo que viene haciendo el argentino, peleando todos los días por ser la mejor versión de sí mismo y potenciar a sus compañeros como constantemente supo hacerlo. Particularmente una estadística lo ubica no solo como uno de los mejores en los de Colorado, sino en toda la NBA y son las deflections.  

¿Qué es una deflection? ¿Por qué el armador domina esta variante? El índice forma parte de las Hustle Stats de la NBA, a las que se puede acceder ingresando al sitio de la liga, y es una estadística que premia los momentos en los que en cualquier lugar de la cancha un defensor provoca que la pelota vaya en una dirección diferente a la que pretendía el jugador ofensivo. 

Intensidad, velocidad de piernas, movimiento de manos y fortaleza del centro de gravedad. Facundo Campazzo es la oda a la técnica, esa que recalcan todos los entrenadores del país en las formativas. Todo el combo, para transformarlo en un ser más molesto que el amigo que se queda a dormir en tu casa y no para de roncar.

Esta estadística es una de las que más justicia le hace y para empezar el análisis hay que ubicarlo dentro de los Nuggets. En el equipo que dirige Malone es el segundo jugador que más deflections logra por promedio y en total con 2,7 y 172, con el hecho de que Nikola Jokic, que es el primero con 2,8 y 194, disputó seis partidos más que el argentino esta temporada, con un caudal mucho más alto de minutos (2413 para el serbio y 1378 para el cordobés). 

Ese dato inicial demuestra lo productivo y ensordecedor que es Facundo atrás, aprovechando su tiempo en cancha para atosigar a sus marcas, pero también al resto de los rivales en las intervenciones secundarias en un equipo que necesitó mucha ayuda en defensa en temporadas anteriores. 

¿Increíble? Esperen a ver lo que el exjugador del Real Madrid está haciendo si se lo posiciona a niveles generales de la NBA, con los mejores del momento en el costado defensivo. Solo 12 jugadores lograron hasta ahora más desvíos en total que Campazzo, que ocupa, junto a Chris Paul, el puesto 13 de toda la liga (y el 23 en promedio con 2,7), con esas 172 deflections mencionadas anteriormente y con el punto extra de que es el único con menos de 1400 minutos en cancha. De nuevo el patrón, más con menos, como agua en el desierto. 

Quien más destacó lo del argentino fue Andrés Nocioni, que el 18 de marzo de este año hizo un hilo en Twitter explicando la cuestión y confesó que “cuando yo jugaba en Bulls con Ben Wallace, él marcaba una gran diferencia en el rubro. Y por eso también era siempre considerado como uno de los mejores defensores de la NBA. Facu cada día es más valorado por este aporte. El premio se materializa en minutos”. 

Además, el campeón olímpico con Argentina en 2004 detalló que “cada día que pasa siento que su caso se asemeja más al mío. Veo similitudes. En Chicago me fui ganando el lugar del mismo modo que lo está haciendo él ahora. Si bien los primeros partidos tomé muchos tiros, el respeto lo conseguí a partir del esfuerzo defensivo. Es así”.

Su análisis, como es habitual, no estaba equivocado y esa predicción dio en el punto exacto, como un pase de Jokic desde cualquier sector de la cancha. Es más, esa marca se acrecienta si se tiene en cuenta solo el mes de mayo, cuando Facundo pudo afianzarse como titular a tiempo completo. En este mes se mantiene como el segundo (sí, ¡el segundo!) en toda la NBA en desvíos con 26 en total y 4,3 de promedio. 

Una completa locura, que refleja que con más minutos (34,3 en el mes) puede dar aún más de lo que ofrecía en deflections, con impacto creciente que jamás parece detenerse y presentando credenciales para destacarse también entre los novatos de su camada, donde es el jugador que más desvíos en total viene consiguiendo en la 2020/21 (172), a la vez que es el tercero en promedio (2,7). 

“Llevalos a un punto del que no puedan salir, y morirán antes de poder escapar”

Sun Tzu, también Facundo Campazzo. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 + 12 =