Doncic, los Clippers y el traspaso que pudo haber revolucionado la NBA

El esloveno venía siendo evaluado exhaustivamente por el equipo de Los Ángeles antes del Draft 2018. Sobre la hora la dirigencia prefirió otra cosa.

Quizás muchos imaginaron a Luka Doncic con la camiseta de Sacramento, como así también otros lo soñaron con la de los Hawks. Pero a nadie quizás se le hubiese ocurrido pensar en verlo con la azul, blanca y roja de los Clippers de Kawhi Leonard, Paul George y compañía. Sí, con la misma piel de aquel equipo que le viene constantemente practicando a Doncic el arte del trash-talk en los últimos dos choques de playoffs…

¿Entienden la magnitud de lo que hubieran sido Luka, Leonard y George juntos? Exceptuando el tema de los salarios anteriores a la llegada de Leonard y George, todo estuvo muy cerca en el Draft del 2018, donde el talento era altísimo y versátil. 

¿Qué pasó? Durante una aparición en esa época, en Yahoo Sports NBA Podcast, el periodista Shams Charania de The Athletic reveló que los Clippers estaban interesados en el esloveno y que estaba dispuestos a hacer un intercambio para tener una mayor oportunidad de conseguirlo.

“Creo que hay mucha fluidez en este Draft. Se pueden ver muchos movimientos de picks. Los Clippers buscan intercambiar. Un tipo al que realmente han mirado mucho es a Luka Doncic del Real Madrid. Creo que habrá mucho movimiento en este sorteo, potencialmente”, dijo Charania en aquel entonces.

El equipo de California tenía los picks 12 y 13 ese año y la dirigencia finalmente terminó seleccionando a Miles Bridges, quien fue traspasado a Charlotte, y Jerome Robinson. Luka, por su lado, fue también parte de un intercambio esa noche, con los Hawks enviándolo a Dallas a cambio de Trae Young, que viene de tener un debut sobresaliente en los playoffs.

Tres años después, es justo decir que todos hicieron un buen movimiento. Luka está haciendo su magia con los Mavericks, mientras que Young viene consiguiendo lo mismo con los Hawks y los Clippers construyeron un dúo de estrellas y jugadores de rol para competir en las últimas dos temporadas en el Oeste.

No obstante, es imposible pensarlo a Luka ahora mismo con una tercera camiseta. Primero fue la de Sacramento, luego la de Atlanta y ahora la de los Clippers. La única derrota tal vez fue la de no tener a un talento generacional, de esos que pasan una vez sin dudar. Una sonrisa, magia y habilidades, Luka Doncic y sus infinitas posibilidades.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

3 × 2 =