¿El año de Kyrie Irving? Entró al exclusivo club 50-40-90 y va por el anillo

Kyrie Irving pelea en estos días contra su propia fama. Tras ganar el título con los Cavs, no acertó una, pero la 2020/21 lo ve, quizá, en su mejor momento.

¿Qué tan bueno es Kyrie Irving? Si convocáramos a alguien que no supiera sus antecedentes y solo lo viera jugar, probablemente esa persona fascinaría con las aptitudes técnicas y físicas del base de Brooklyn Nets. Top 3 en habilidad con el balón, sin lugar a dudas, con una potencia física y variantes para ir al aro como pocos y con un tiro exterior confiable, su punto débil siempre ha sido del cuello para arriba. 

Pero todos tienen revancha, o la posibilidad al menos. Irving fue determinante en los Cavs que se coronaron campeones en la campaña 2015/16, levantando una serie final adversa 1-3 para ganar en el séptimo, de visitante, con Kyrie pletórico, anotando el triple del campeonato a 53 segundos del final que rompió el partido

Pero a sus 24 años (en ese momento), todos le pronosticaban un futuro único. Quizá ese protagonismo central, teniendo a LeBron James al lado, lo confundió. Al año siguiente cayeron en las finales ante los Warriors y entonces partió a Boston, para ser el capitán de un nuevo barco. Pero naufragó en las finales del Este frente a…LeBron y sus Cavs. Al año siguiente cayó una ronda antes ante los Bucks y otra vez portazo, para sumarse a la gran ilusión que significaban los Nets, con él y Kevin Durant juntos.

Obviamente eso no sucedió, por la lesión de ambos en la 19/20, pero ahora los astros parecen haberse alineado y, mientras muchos miran el play-in LeBron-Curry y otros centran su mirada en el Oeste, o incluso en Durant y Harden en los Nets, dejándolo un tanto al costado, Irving ha completado problablemente su mejor campaña individual desde que está en la NBA. 

Y no es solamente una cuestión de cantidades, que las tuvo en cifras interesantísimas (26.9 puntos, 6.0 asistencias, 4.8 rebotes), sino en los porcentajes, dignos de un MVP, y que solamente 9 jugadores han logrado en la historia de la NBA: más del 50% en tiros de cancha, más del 40% en triples y más del 90% en libres. Kyrie terminó la regular con 50.6, 40.2 y 92.2, respectivamente. 

Malcolm Brogdon fue el último en lograr esa marca, en la 2018/19, claro que con 11 puntos menos de promedio por partido. Kevin Durant lo consiguió en la 2012/13 y Steph Curry en la 2015/16. El primero fue Larry Bird, que lo hizo en dos años seguidos (1986/87 y 1987/88), y luego Mark Price (1988/89), Reggie Miller (1993/94), Steve Nash (4 veces, 2005/06, 2007/08, 2008/09 y 2009/10), y Dirk Nowitzki (2006/07). 

Quizá el dato más sorprendente de esto sea que ninguno de los mencionados logró el anillo de campeón en el mismo año. Dos, eso sí, perdieron la final: Bird (1987) y Curry (2016, ante Irving). Kyrie va contra todos, ya más maduro, y consciente de que los Nets tienen ante sus ojos una enorme oportunidad, y él debe saber cuál es el rol que le toca. Quizá, la parte más complicada de esta historia. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce + 5 =