El último mensaje a Kobe Bryant que Michael Jordan no puede borrar

El dueño de los Hornets habló con la periodista Jackie MacMullan de ESPN y contó cómo fue su último cruce con Kobe, y por qué no puede eliminarlo.

Michael Jordan no es el mismo que cuando jugaba. En varios aspectos. El físico, obvio, es quizá el que más se nota. Sin pelo, las canas no surjen, con lo cual lo primero que se ve diferente es un volumen mayor, aunque no el que supo tener, 20 kilos superior al de cuando calzaba los cortos. Pero no es la única diferencia. Quizá la principal sea humana. Como él mismo reconoce, “Kobe hizo que no me importara mostrar mis emociones por alguien a quien amaba. Ese es mi lado humano, que la gente tiende a olvidar que tengo”.

La historia de Jordan tiene que ver con la excelente entrevista que le realizó la colega Jackie MacMullan, de ESPN, donde surgió la anécdota de la última charla que tuvo con Kobe, por mensaje de teléfonos, y que MJ reconoció no poder borrar. No quiere hacerlo. Como si eso fuera el último lazo que va a seguir manteniendo a Bryant cerca, vivo.

El cruce de mensaje fue bastante antes de la muerte del exjugador de los Lakers en enero del 2020. Se produjo el 8 de diciembre del 2019, poco después del mediodía. Jordan cuenta que Kobe estaba feliz. “El tequila estaba impresionante”, le comentó Bryant a MJ, a propósito del regalo que le había mandado Jordan, un Cincoro, producto premium fabricado por una de las empresas de Jordan, cuya versión top cuesta 1600 dólares la botella.

“Gracias hermano”, le contestó Jordan. “¿La familia bien?”, dijo Kobe. “Todos bien, ¿los tuyos?”. “Todos bien”, dijo Kobe. MJ entonces lo picó un poco: “Buenas vacaciones y espero verte pronto para ponernos al día, ¿coach Kobe?”. Esto era a propósito de las ganas que le estaba poniendo Bryant a entrenar a su hija Gigi. Jordan le puso uno de esos emojis que lloran y ríen. “Hey, entrenador, estoy sentado ahora mismo en la banca y estamos destrozando al rival 45-8”

Jordan contó entonces que hace unos 6 meses llamó a Vanessa, la esposa de Kobe, para decirle que cualquier cosa que necesitara, él siempre iba a estar ahí. Entonces Vanessa le pidió algo: que sea el que introduzca a Kobe cuando sea ingresado al Hall of Fame. “Era Shaq o yo. Lo sabía. Va a ser un gran honor. Es como si presentara a alguien de mi familia. Él me demostró un enorme respeto tratando de emular algunas cosas que hice. Y yo solo puedo compensar eso mostrando mi apoyo y admiración hacia alguien que creo fue uno de los grandes en jugar este deporte”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

7 − uno =