La insólita oportunidad en la que Donald Trump evitó una pelea de Kobe Bryant

Antes de su pelea por las protestas ante las injusticias sociales durante su mandato, el Presidente era un fanático de la NBA y separó una riña en uno de sus hoteles.

Durante su presidencia de Estados Unidos, Donald Trump estuvo enemistado con la gran mayoría de los jugadores de la NBA, que fueron fieles acérrimos de las protestas por las desigualdades que sufren los afroamericanos. El movimiento Black Lives Matter, que tuvo un fuerte impulso en la liga, estuvo encabezado por LeBron James y tenía un claro destinatario. 

 Mucho antes de ascender al Gobierno, el empresario fue un fanático empedernido de la competencia e infinidad de veces estuvo presente en los estadios y en las fiestas dónde participaban las figuras. Justamente allí, atravesó una de las historias más insólitas. Trump detuvo una pelea entre Kobe Bryant y Jayson Williams. 

Todo tuvo lugar en el Grand Hyatt, uno de los hoteles del ex Presidente. Todo comenzó con una discusión en un ascensor. Williams y Oakley trataron de pasarle por encima a un jóven Kobe, que no se quedó callado. Los otros dos protagonistas, que manejaban los códigos de que a los mayores hay que respetarlos, pero Jayson superó los límites y se avalanzó sobre el escolta con claras intenciones de golpearlo, pero en el medio estaba Trump, que evitó que pase a mayores. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

catorce + dieciseis =