La lista negra: una de las técnicas que utilizó Jordan para mejorar constantemente

Tim Grover, entrenador personal del histórico jugador de los Bulls, reveló que el 23 le pedía una curiosa planilla de estadísticas para conocer sus falencias.

Michael Jordan fue el mejor jugador de la historia del básquetbol y su combustible estuvo siempre en su competitividad. No descansaba en su talento, trabajaba incansablemente para ser cada día y cada partido un poco mejor. Para esto, buceaba en sus puntos débiles para saber a dónde apuntar.  

Tim Grover fue uno de los entrenadores que lo acompaño de forma personal en el trabajo durante muchas temporadas. El primer fruto fue derrotar a Detroit Pistons para comenzar a crear un dominio absoluto en la NBA. El método estaba en las estadísticas negativas de su juego.  

Los números que tienen los equipos al finalizar cada partido corresponden a los puntos, minutos, asistencias, rebotes, etc. Todos analizan eso, pero Jordan buscaba otra cosa y pidió especialmente que se hiciera una planilla con los tiros libres que fallaba, las faltas que cometía y las pérdidas, en fin, todos los puntos negativos de su juego”, contó el propio Grover en diálogo con Chasing Excellence. 

El entrenador comentó que le preguntó a Michael por qué quería esos números. Me respondió: ‘Se suponer que tengo que anotar, bajar rebotes y hacer mejores a mis compañeros. No quiero ser reconocido por las cosas que se supone que debo hacer. No me piden que no pierda pelotas o que no erre tiros libres. Trato de trabajar consistentemente en aquello que hago peor y de esa forma el resto de mi juego mejorará automáticamente” 

Ahí estuvo una de las claves de Jordan para, pese a ser el mejor, no parar de progresar y hacer su mito cada vez más grande. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × cinco =