Scalabrine y una historia que prueba el alto IQ de Rajon Rondo para el básquetbol

En su paso por los Warriors como asistente, Scal y Mark Jackson quisieron engañar al base con una jugada falsa, pero él estaba preparado y no cayó en la trampa.

Rajon Rondo es de esos jugadores distintos. No como Stephen Curry, que mete triples desde otra dimensión; Russell Westbrook, que parece volar sobre el parqué; o Kyrie Irving, que hace que anotar parezca fácil; sino porque es de aquellos creadores de juego que siempre hacen mejores a sus compañeros dentro de una cancha.

Su intelecto es muy elevado y eso sorprendió, entre otros, a Brian Scalabrine El alero y el base coincidieron en el último campeonato de Boston Celtics, allá por 2008, y Scal tuvo la posibilidad de probar su coeficiente intelectual a la par del juego. Sin embargo, contó que hubo otra acción posterior que lo sorprendió y le dejó claro que el nivel del guardia no era común. 

Después de su retiro como jugador, Scalabrine se convirtió en asistente de Mark Jackson en Golden State Warriors. Entre las manias para despistar a sus rivales, inventaron una jugada llamada 42 cruzados, que realmente no existía. El objetivo era distraer a los jugadores del contrario con una supuesta acción que no estaba en sus scoutings, pero Rondo lo sabía.  

En pleno partido, Mark pidió que hagan esa jugada. Rajon lo miró a la cara y le dijo: ‘no tienes esa jugada’. Yo me quedé como, ‘¿cómo carajo sabe eso? De alguna manera, lo sabía. No eramos grandes rivales ni era un partido de playoffs, fue un partido insignificante durante mitad de semana. Fue el jugador más inteligente con el que he jugado”, contó Scal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 + 12 =