Entrevista a Gallizzi en su día: fichó en Instituto

Entrevista con Taya sobre su fichaje en la Gloria. “Soy un pivote más completo de lo que era y ahora quiero demostrar que lo de esta temporada no fue casualidad”, dice. Cuenta por qué aceptó la oferta de la Gloria.

Taya es así. Simple, noble, genuino. Lo que piensa, lo dice. Lo que siente, también. Por eso está bueno escucharlo en un día lleno de felicidad. Cuando se hizo oficial su fichaje por Instituto. El pivote santafesino viene de una gran Liga Nacional, ratificando sus progresos en el juego, los mismos que se vieron en la última ventana FIBA de febrero. Pero él, humilde, no se la cree. Y, desde ahí, responde. Vale la pena seguir esta charla con PICK AND POP BÁSQUET.




-¿Por qué este cambio de Regatas a Instituto?

-Tuvo mucho que ver el cuerpo técnico, con Lucas Victoriano a la cabeza, y la insistencia del club. Fue difícil porque hubo varias ofertas que igualaban a la de Instituto, como la de Regatas, club que aprendí a querer, que supo ser mi segunda casa y donde me sentí muy cómodo. Y tuve varias propuestas más…. Hace varios años vengo con un proceso de crecimiento que este cuerpo técnico conoce. El hecho de pensarlo como un desafío deportivo, donde puedo seguir con ese crecimiento que mencioné, es lo que me atrajo.

-Diste un gran salto de calidad esta temporada. ¿En qué sentís que progresaste en el juego?

-Reconozco que noté cierta evolución en mi juego y creo que logré sentirme cómodo dentro de una cancha. Aprendí a hacerme cargo de pelotas importantes, entendiendo que muchas veces hay compañeros que tienen la confianza para tomar esa responsabilidad. En ese sentido mi confianza creció muchísimo. También estuve trabajando mucho en lo técnico, y en tomar algún tirito a media distancia. Poder tomar esos lanzamientos me convirtió en un pivote mucho más completo de lo que era. Más allá de lo que fue la temporada pasada, yo siento que ya venía con un progreso y un seguimiento del cuerpo técnico, que soy afortunado de repetir este año en Instituto.

-¿Ya te sentís un pivote dominante en la competencia?

-Uno de mis objetivos era llegar a ser un pivote importante dentro de la Liga. Me lo preguntaron muchas veces los últimos años y hoy en día siento que llegué a serlo. Además vino con un reconocimiento de parte de la Liga, que me incluyó dentro de un quinteto ideal, lo que me dio una gran satisfacción. Eso evidencia todo lo que he estado evolucionando. Entiendo que no sólo es mérito mío. Si bien es un lugar que uno debe ganarse, hubo muchos factores que me hicieron sentir cómodo en la cancha y lograr este objetivo. El equipo que integré, con mis compañeros y el cuerpo técnico que sabía cómo ayudarme a dar ese pasito de calidad, fue algo muy importante para conseguirlo.

-¿Cuál es tu objetivo para esta nueva Liga?

-Uno de mis objetivos es demostrar que la Liga pasada no fue casualidad y que soy un jugador afianzado. Como segundo objetivo me propongo seguir sumando cosas a mi juego para ser  un pivote cada día más completo. Sentirse buscado y ser pretendido por muchos equipos de la Liga me motivó muchísimo.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × dos =