El rigor físico de Gimnasia doblegó a Argentino

Con 25 unidades de Yoanki Mencia, 17 de Vega y 17 rebotes de Barreiro, los dirigidos por Villagrán se adueñaron nuevamente de la pintura y no le dieron opción a Argentino.

Gimnasia salió desde el primer momento con una alta intensidad que le permitió atrincherar a Argentino en su propio aro, adueñándose del partido desde el minuto cero. Además, al igual que en el triunfo ante Hispano, el juego interior volvió a ser más que fundamental: Yoanki Mencia no tuvo problemas para volcarla como quiso, y Barreiro fue importante en ambos canastos, capturando 17 rebotes (de los 45 totales del Verde).

Llegó a sacar +17 de ventaja en una jornada en la que el cubano Mencia resultó clave. Ya lo había demostrado anoche y este sábado volvió a dejar en claro su buen momento deportivo. Le habían dado alas la temporada pasada y respondió bárbaro, sin quizá destacarse tanto en el goleo pero siendo de los más sorprendentes por su rendimiento. Multifacético, un obrero con una actitud y un empuje clave a través de su versatilidad y el físico. Terminó con 25 puntos (9/11 en cancha) y 7 rebotes.

Barreiro también desplegó su mejor juego hoy. Pipi hizo de todo, porque además de sus 17 rebotes también convirtió 11 tantos y se mostró como más que una rueda de auxilio en el juego interior. El ala pivote pasa por un sólido momento, de madurez y mucho peso.

El juego en las alturas lo controló el equipo de Villagrán, que se llevó la batalla de los rebotes por 45 a 33. Allí, además de lo mencionado en relación a Barreiro, las tareas de Acuña y el capitán Diego Romero acompañaron a la perfección (7 tantos y 5 rebotes cada uno). El podio de figuras del Mens Sana lo completó el siempre rendidor Vega, quien una vez más hizo de todo con 17 puntos, 5 rebotes, 4 asistencias y 2 recuperos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho − 8 =