Los triples de Chuzito y Baralle en el último cuarto hicieron sonreír a Quimsa

Con tres de González y otros tres del cordobés en los diez minutos finales, los santiagueños se despegaron y consiguieron una trabajada victoria ante La Unión por 91-72.

Después de la ajustada victoria ante Regatas en los últimos segundos, y la dura derrota por 30 ante San Martín, Quimsa salió con el cuchillo entre los dientes a buscar una mejor imagen que se debía a sí mismo. Eso sí, le costó casi tres cuartos poder encontrar su mejor versión, y en parte fue por la intensidad que propuso La Unión en el Ángel Sandrín. El marcador final mostró una diferencia considerable (91-72), pero el tercer capítulo había culminado con un ajustado 57-54. 

¿Qué cambió en los últimos diez minutos? El subcampeón metió (casi) todo lo que tiró. A Chuzito se le abrió el aro y convirtió tres triples increíbles, y de igual modo lo escoltó Franco Baralle, que además de los lanzamientos de tercera dimensión comandó cada ofensiva con suma inteligencia y a su ritmo, lo que produjo que en un abrir y cerrar de ojos, el marcador mostrara una distancia de doble dígito, que lo único que hizo fue estirarse y estirarse hasta el chicharrazo final.

Los primeros minutos mostraron paridad con los extranjeros como destacados, Anderson en Quimsa y Cuthbertson en el formoseño pusieron el 13 a 13 parcial, en un cuarto donde la Fusión lo cerró mejor con los triples de Acevedo y González, sumado a buenas defensas, para terminar arriba 27 a 18.

En el segundo capítulo, La Unión provocó una racha de 13 a 1 de la mano de Arn y Vieta para adueñarse del tanteador 31 a 28 en cuatro minutos, sin muchas respuestas para Quimsa, con cinco pelotas perdidas. Antes del descanso largo, el equipo de Sebastián González reaccionó con Acevedo y “Chuzito” González para colocar tablas 35 a 35.

En el complemento continuó el juego parejo: los equipos compartieron errores y aciertos, aunque La Unión tuvo a Maldonado en gran nivel aportando gol, mientras que Quimsa sumó con Gramajo (11 puntos en el segmento, incluyendo tres triples) y Acevedo desde los libres para adelantarse 57 a 54 de cara a los 10′ finales.

Durante el tramo decisivo la fusión aceleró con la racha de 12 – 3 (Siete de González y cinco de Gramajo) para sacar la distancia de 69 a 57, la cual se hizo irremontable para los de Japez. Durante los minutos finales Quimsa jugó con la ventaja a su favor y teniendo en complicidad a Baralle con sus triples supo manejar los hilos del duelo para lograr su segunda victoria por 91 a 72.

Cabe destacar que para este partido ya se incorporó al plantel Deroy James, quién ocupó un lugar en el banco santiagueño pero no tuvo minutos de juego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

once − nueve =