Reacción heroica: las claves de un Quimsa que sacudió a Regatas

Llegó a estar 16 puntos abajo pero con mucho carácter y defensa lo dio vuelta. Triunfazo por 90-88 con un doble agónico del extranjero en un duelo de gigantes.

En la previa ya se vislumbraba que sería el gran partido de la fecha. Y los pálpitos se cumplieron, porque en un juego que no dio respiro hasta el final y el cual se definió en los últimos segundos, Quimsa dio el golpe sobre la mesa y se llevó un triunfo agónico ante Regatas por 90-88. El último campeón del Súper 20 y subcampeón de la Liga pasada lo ganó en el final, empujó, tuvo carácter y mostró los dientes. La Fusión logró más que una simple victoria, porque la fortaleza que provoca ganar un duelo de gigantes como este puede ser un claro mensaje para toda la Liga. Los de Sebastián González pisaron fuerte en el debut y confirmaron una vez más lo que siempre se supo: serán candidatos.

Llegó a estar 16 puntos abajo pero el coraje y cierto desparpajo fue clave para que los santiagueños sellen una victoria asombrosa. Con una carrera brillante en los últimos minutos y a falta de un segundo para finalizar el duelo, un doble de Eric Anderson (doble doble de 17 puntos y 11 rebotes) puso a Quimsa por delante en el marcador cuando la historia parecía irse a tiempo suplementario. Carácter por encima de todo, en un equipo que mostró garras y al que le sobra ambición.

No fue el mejor inicio para los fusionados. Empezó con la mira descalibrada y el 2/7 en tiros de cancha (triple de Cosolito y doble de González) de los primeros cinco minutos lo evidenció. Regatas en tanto daño con David cerca del canasto, un par de triples de Fernández y Arengo sobre el final, para dejar a los correntinos adelante tras culminar el primer capítulo (29-18). En el segundo parcial, Quimsa mejoró su producción ofensiva con Acevedo y obteniendo varias opciones en ataque. No obstante, entre Cáffaro y Penka Aguirre, el equipo de Piccato siguió arriba e ingresó a los vestuarios sosteniendo su ventaja (47-38).

En el complemento, Quimsa supo encontrar aire y esperanzas parte de una racha anotadora del Chuzito González. Se puso abajo por la mínima (53 a 52), pero la reacció no alcanzó para más y Regatas volvió a desequilibrar para sacar diez de brecha al terminar el tercer cuarto (67-57).

Fue entonces cuando comenzó la segunda y definitiva reacción de los fusionados. Anderson empezó a ganar espacio dentro de la pintura y fue una constante anotadora, sumándose a los triples de González y Baralle. Es cierto que Regatas, con Hogan de abanderado, supo contener gran parte de ese asfixiante empuje santiagueño.

El partido entró entonces en un enigma difícil de prever, porque podía suceder lo que fuese de tan impredecible que resultó dicho pasaje. Apasionante hasta los últimos segundos, la enorme defensa de Quimsa fue dándole rumbo a un equipo que se despertó. El capitán Cosolito empató el juego en 88 a 18 segundos del cierre, Martín Fernández perdió el balón en la siguiente posesión y con 4 segundos por jugar apareció Anderson para convertirse en el héroe de la tarde cordobesa. Final agónico, victoria santiagueña 90-88 e inicio sonriente para este equipo de Seba González que arrancó la defensa del Súper 20 (es el último campeón) perfilándose como el gran equipo que es.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × tres =