Sangre joven para el Grana: Gago, Pablo y Chiabotto

Lanús se reforzó con tres fichas U23 de proyección, con pasado en planteles de Liga Nacional y que permitirán alargar la rotación de Leo Costa.

Buceó en el ecosistema en búsqueda de robustecer su estructura y posó su mirada en la frescura de elementos pujantes. En la construcción de su entramado, Lanús concretó la incorporación de tres fichas U23 de calibre, merced a su idiosincrasia de proyección y desarrollo en organizaciones de fuste.

El Granate acopló a su plantilla, para la venidera Liga Argentina, al base Mariano Gago (20 años y 1.80 metros), al alero Aaron Pablo (21 años y 1.99 metros) y al ala pivote Franco Chiabotto (23 años y 2.00 metros). Estos talentos le permitirán al cuerpo técnico liderado por Leonardo Costa encontrar profundidad en la rotación de seis mayores.

Proveniente de San Lorenzo, donde formó parte del elenco campeón de la Liga Nacional, Gago posee un lazo con el Grana, dado que su hermano Facundo culminó su formación en esta casa y debutó en el profesionalismo para redondear dos temporadas en la élite (2014/16). En la reciente edición de la máxima categoría disputó 20 partidos, con una media de 4.3 minutos.

Formado en Deportivo Berazategui, Mariano captó la atención del Cuervo y se acopló al club de Boedo a los 15 años. Desde ese punto, el armador transitó por diversos planteles, tanto en la Liga como en la Liga de Desarrollo.

A la hora de compartir sus argumentos para aceptar este reto de mudarse al Grana, Mariano explicó: Me gustó de entrada la propuesta, porque sé la calidad de gente que hay en el club, el proyecto deportivo me llamó la atención y las charlas con Leo (Costa) ayudaron para la decisión. Al aceptar busco el roce de la Liga Argentina, hallar minutos y el desarrollo en un club como Lanús”.

Claro que el lazo sanguíneo con Facundo también se erigió en un factor, por eso Gago describió los consejos que le transmitió el base de Quilmes.Hablé con Facun apenas salió la oportunidad y me dijo que ni lo dude, que es un muy buen club y que me va a ayudar mucho. Él estuvo mucho tiempo en Lanús, la gente lo quiere”.

El modelo de 2021/22 del Grana se encuentra en plena configuración, pero hay lineamientos que se mantienen respecto al estilo de juego. En esa sintonía, el base detalló lo que pretende el cuerpo técnico de su aporte:Leo me pide que sea un base revulsivo, que pueda correr la cancha, entrando con la segunda unidad, que le imprimamos mucha energía para presionar, defender y salir en velocidad”.

Ímpetu importado desde la Ribera

Tras toda una vida en Boca, Aaron Pablo armó sus valijas, las que cargó con ilusiones y anhelos de continuar con su desarrollo y se mudó a Lanús. El nacido en Quilmes transitó por todas las categorías formativas en el Xeneize, formó parte de tres temporadas de Liga Nacional y recientemente acumuló experiencia en el Torneo Federal.

Con el foco enclavado en ensamblarse al engranaje de Lanús, el alero aceptó gustoso la convocatoria para caminar en la Liga Argentina. Me hablaron muy bien del club, de la profesionalidad con la que trabajan y también de la calidad del cuerpo técnico. Me cerró por todos lados y estoy muy contento”, explicó.

Dentro de esas referencias brotó un hombre muy sabio como Adrián Boccia, quien conoce todos los recovecos del Grana por su exitoso proceso del 2010-2013 (subcampeón de la Liga Nacional y la Liga de las Américas). Aaron detalló esa influencia del tremendo alero de Boca: Estuve entrenando con él en el receso y me habló muy bien del club, me dijo que disfrute, que es una gran institución. Y todavía seguimos en contacto e intercambiando mensajes”.

En lo relacionado a sus objetivos personales al trasladarse a esta categoría, Pablo aseveró: El proyecto del club es volver a la Liga, el equipo es muy competitivo, tengo grandes compañeros, excelentes profesionales. Mi idea es tratar de ganar minutos, ver en qué puedo ayudar al equipo, aportar de lo que sea. Busco rodaje, experiencia y siempre para adelante”.

Fuego interior

El Granate sedujo a Franco Chiabotto para sumergirse en este desafío de erigirse en un eslabón de la estructura colectiva. Oriundo de Rafaela, el ala pivote se desarrolló en el club 9 de Julio de su ciudad, y en la 2019/20 disfrutó de la vivencia de disputar la Liga de Desarrollo, con 24 partidos disputados y una media de 13.4 puntos, 6.1 rebotes y 12.6 de valoración.

En el periplo de este interno de 23 años luce una reciente experiencia en Racing de Gualeguaychú, en el Torneo Federal, con 15 juegos y un aporte de 12.1 unidades. Ahora le surgió la oportunidad de proseguir con su desarrollo en Lanús.

Concentrado en este reto, con la mente focalizada en aprovechar al máximo la posibilidad, Franco retrató los motivos que pesaron en su balanza para aterrizar en el Grana. Mi idea era ir a un equipo donde mis capacidades técnicas y físicas se potencien y mejoren con el correr de la temporada, para pegar un salto de calidad como jugador y como profesional. La historia de Lanús como club, el plantel que se estaba armando y la propuesta de juego me convenció”.

Con dos semanas de pretemporada en el lomo, Chiabotto exteriorizó sus primeras impresiones del plantel y la organización: Ya tenía una idea de cómo era el club y cómo trabajaba el cuerpo técnico, pero de igual manera me terminó sorprendiendo para bien”.

Para culminar, el rafaelino se zambulló en la propuesta de graficar el potencial del grupo que comanda Leo Costa y sostuvo: Tenemos un buen equipo, con jugadores de gran experiencia y jóvenes con ganas de crecer. Se creó un ambiente de trabajo muy lindo y llevadero”.

  • Bases: Pablo Bruna, Mariano Gago (U23).
  • Escoltas: Juan Kelly, Lucas Di Muccio (J), Alejo Zielinski (J) y Alejo Saachi (J).
  • Aleros: Rodrigo Haag, Aaron Pablo (U23)
  • Ala Pivote: Martín Franchino, Franco Chiabotto (U23)
  • Pivote: Sebastián Chaine.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco − 1 =