“Sentí que no podía dejar pasar esta chance”

El alero U23 es una de las nuevas caras de Gimnasia. Explicó los motivos de su retorno al país y a la Liga tras su paso por España. “Es un desafío muy grande”, dijo.

Gimnasia de Comodoro arrancó hace varios días a moverse con sus tareas de pretemporada para la próxima Liga. Ya cumplió con su segunda semana de entrenamientos y va poniéndose a punto de a poco pensando en el arranque de la 2021/22, con la base del proyecto deportivo que lo ha caracterizado en estos últimos años y algunas caras nuevas que se han ido sumando como refuerzos para lo que viene. La expectativa crece y la llegada de Agustín Barreiro, una de sus flamantes incorporaciones, alimenta el presente que vive el Mens Sana.

Para Pipi Barreiro será su regreso al país y a la Liga Nacional, luego de haber pasado el último año jugando en las categorías de ascenso de España. Surgido en las inferiores de Boca Juniors y con un antecedente también en Hispano Americano durante la campaña interrumpida por la pandemia (19/20), el oriundo de Cañuelas explicó cómo fue que se dio el interés de Gimnasia y en qué momento lo agarró.

“Estaba de vacaciones en Madrid, me faltaban 2-3 días para venirme a Argentina y mi representante me comenta que existía una oferta más, que venía de Gimnasia de Comodoro. La verdad es que cuando me lo dijeron me llamó muchísimo la atención porque es un club que siempre me gustó, entonces quise escuchar el ofrecimiento que tenían para mí”, detalló en charla con Pick and Pop Básquet.

Para Barreiro, la posibilidad de sumarse a Gimnasia encajó justo con lo que buscaba: estar en un equipo con aspiraciones. Por eso, desde el primer momento en el que se sentó a charlar con la institución, la propuesta le interesó. “Lo que más me gustó es que querían armar un equipo para competir. Para mí era un desafío grande estar en un equipo que quiera luchar la Liga Nacional, así que me cerró por todos lados. Me gustó lo que me ofrecieron, que querían armar un equipo para competir y para mí significaba un desafío muy grande todo eso. Sentí que no podía dejar pasar esa oportunidad, y me decidí por venirme a Comodoro”, dijo.

Respecto a la charla inicial que sostuvo con Martín Villagrán, el alero U23 explicó que todavía no profundizaron sobre algunos aspectos pero que el técnico del Verde le habló del rol que va a cumplir dentro del equipo. “Hablamos un poco antes de venir a Argentina. Charlamos algunas cosas y me dijo que había estado siguiendo, que sabía lo que venía haciendo. Me explicó que su idea era que cumpla la función del 3-4, que son posiciones en las que me siento cómodo. Durante y con el correr de la temporada imagino que también me irá pidiendo cosas más puntuales, algo que todavía no lo hemos hablado porque todavía es muy temprano para eso. Hoy estamos en la segunda semana de pretemporada, tomando forma y poniéndonos en ese ritmo de juego que busca el equipo”contó.

La 2020/21 de Barreiro la jugó en el Zentro Basket Madrid, equipo de la LEB Plata. Allí, en la tercera división del básquet español, arrojó interesantes números de 12,3 puntos, 6,4 rebotes y 1,2 asistencias en 27 minutos. En pocos meses se ganó todo el afecto de la institución, independientemente de que a nivel deportivo el equipo no tuvo buenos resultados en su primera experiencia dentro de la categoría y luchó para evitar el descenso (logró la permanencia ante el Ibersol CBT).

Sobre este paso por tierras madrileñas, el joven jugador detalló: “El año en Zentro Basket Madrid fue una experiencia muy linda. Aprendí muchas cosas, me tocó jugar por el descenso y eso es algo que creo que me va a servir para el día de mañana para estar preparado para momentos difíciles. Creo que mejoré en mi físico un poco, aumenté de peso, tuve muchas horas más de entrenamiento porque sólo competíamos los sábadosVolver a La Liga Nacional siempre es un lindo desafío. Ahora, llego a Comodoro con otro papel, con más minutos en Liga y en la LEB Plata. Siento que mejoré un montón y tengo un desafío grande conmigo mismo. El nivel de La Liga de Argentina es superior, pero la experiencia me sirvió mucho”, analizó.

Y ante la pregunta de qué jugador va a encontrarse la Liga en su retorno y si ha modificado o no su juego tras su paso por Madrid, Barreiro entiende que su juego no ha cambiado mucho pero que sí ha podido desarrollar mucho más su físico. Por tal motivo espera desenvolver un rendimiento similar al visto en su paso por Hispano hace dos años (promedió 7,4 puntos y 6,3 rebotes). 

Creo que mi forma de juego es la misma. Soy un jugador que corre mucho, que le gusta mucho cargar el rebote, siempre dentro de mi juego. No por irme a España he cambiado mi forma de jugar, me siento cómodo con ese estilo y lo sigo sosteniendo. Creo que se van a encontrar con un Pipi similar al que se vio contra Hispano, o eso es lo que espero. Poder tener una buena temporada, ayudar al equipo en lo que pueda. Ese es mi primer desafío, poder ayudar a Gimnasia en lo que se necesite”, cerró.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 × cuatro =