El Toro baila rock: brilló Acuña y festejo ante Obras

Roberto Acuña las hizo todas (22 puntos y 8 rebotes) para que Gimnasia (4-1), con dos bajas, se recuperara de la derrota con Boca y ganara 87-71 en el Templo del Rock.

Panorama complicado tenía el cuerpo técnico que comanda Martín Villagrán en la previa del partido: a la lesión de Carvalho, se le sumaba la ausencia de Diego Romero por un golpe en el duelo del lunes ante Unión, por lo que en el banco sólo iba a tener tres jugadores. Las dudas pasaban por si este equipo corto iba a poder hacerle frente a la larga rotación que propone Murphy con Obras, y una vez comenzado el partido, no hubo dudas. 

Será la experiencia, será la efectividad. Lo que fue seguro es que Gimnasia tuvo un segundo cuarto de lujo, el cual se adueñó 25-12, y desde ahí pudo regular durante la segunda mitad, aunque no bajó la intensidad ni la dinámica de su juego. Acuña fue agigantando su figura con cada ofensiva, sacando provecho de su potencial físico: en ese segundo parcial sumó 14 tantos casi consecutivos, para luego terminar con 22 como goleador y figura de la noche. Como si fuera poco, el equipo ganó la lucha rebotera por 41-25, una diferencia abismal, que terminó balanceando la ecuación para su lado en el resultado final. Al Toro lo siguieron Orresta y Mencia, con 17 y 14 unidades cada uno.

El encuentro, disputado con el arbitraje de Pablo Estévez, Silvio Guzmán y Leonardo Zalazar, inició con el conjunto de Obras más punzante en ataque, sacando una leve ventaja gracias al buen aporte de Lautaro Berra. Sin embargo, Gimnasia respondería con contraataques y penetraciones de parte del base Sebastian Orresta, quien comandaría los puntos para descontar y cerrar el primer cuarto 23-21 abajo.

En el segundo cuarto, Gimnasia ingresó a tomar la posesión del juego para revertir y ponerse al frente en el marcador. Movió su banco el entrenador Martín Villagrán y sumó minutos en cancha Franco Ferraría, que convertiría de tres puntos para arrancar la remontada. Desde el poste bajo, Roberto Acuña aportaría sus tantos para estirar la ventaja. En Obras, el pivot Víctor Andrade desde el banco y el venezolano Juan Pablo Venegas sumarían en la otra pintura. Así se iría el “Verde” arriba 46-35 al entretiempo.

Al regreso, el equipo de Comodoro Rivadavia mantuvo su dominio en ataque, apareció el cubano Mencia para aportar con su potencia ofensiva. Mientras que el “Tachero” intentaba con Luca Valussi y Joaquín Rodríguez achicar el tanteador. Sin embargo, Ramiro Stehli con un triple desde la esquina volvió a marcar para terminar el tercer cuarto 67-52 a favor de Gimnasia.

El entrenador Bernardo Murphy jugó sus últimas fichas en los diez minutos finales de juego. Aunque no podría detener la ofensiva “mens-sana” que seguiría sumando con los refuerzos Agustín Barreiro y Facundo Vázquez en cancha. De esta manera, Gimnasia sellaría su cuarta victoria en este torneo Súper 20 de la Liga Nacional de Básquetbol, derrotando por 87-71 a Obras Sanitarias y siguiendo en los puestos de vanguardia de la Conferencia Sur.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 − 2 =