La máquina cordobesa, La Gloria 4-0

El equipo de Victoriano dominó y se puso 4-0. Sacó 22 de diferencia en el tercero y sufrió en el final ante la reacción de San Martín (2-2). Las armas de este momento de Gloria.

Instituto volvió a mostrar credenciales de candidato, aunque en la previa cualquier cosa podía pasar porque enfrente estaba un equipo protagonista, con el talento suficiente para amargarlo. Sin embargo, la presión recaía sobre los cordobeses porque, por un lado, llegaban invictos luego del comienzo con tres victorias en tres presentaciones, y segundo, estaban ante su gente. San Martín también venía con buena racha, más allá de la caída en el debut, pero dejando buenas imágenes en las victorias ante Quimsa y Riachuelo.

Con un juego colectivo muy bueno en ataque durante los primeros 30 minutos, sumado a la jerarquía y experiencia de su plantel, Instituto superó a los correntinos, que no lograron encontrarse cómodos en el partido hasta los últimos 5 minutos, cuando casi logran la heroica poniéndose a tan sólo 2 puntos, luego de ir 22 abajo, de la mano de un encendido Mati Solanas, quien terminó con 19 puntos y fue goleador del juego.

En este 4-0 cordobés hay mucho que destacar. Lo colectivo, por sobre todo, pero la calidad individual ayuda y mucho. Nico Romano, quien se preparó con una gran postemporada tras ser clave en el título de San Lorenzo, está arrancando la temporada en alto nivel: promedia 17.3 puntos, 41% triples y 9.8 rebotes. Taya Gallizzi, a su lado, complementa con su dureza y crecimiento individual (12 tantos). Whelan maneja los ritmos, Cuello (14.8 puntos, con 54% triples) y el recién llegado Fede Elías (11.5 con 40) aportan su capacidad anotadora y puntería. 

La Gloria lo ganó prácticamente de principio a fin, siempre estuvo arriba en el marcador y cada vez que el Rojinegro intentaba arrimarse, los dirigidos por Victoriano demostraron jerarquía y experiencia para cerrar el partido en la línea de tiros libres. Cuatro de sus jugadores culminaron con doble dígito en puntos: Whelan (15), Cuello (13), Gallizzi (12) y Romano (11), para que Instituto mantuviera su condición de invicto en tierras cordobesas.

El primer cuarto se jugó al ritmo de Instituto de principio a fin. San Martín no logró ajustar atrás y chocó con el muro defensivo del conjunto cordobés que,con una defensa muy sólida y mucha fluidez en ataque, Whelan y Romano a la cabeza, se llevó el parcial por 22-10. En el segundo parcial el Rojinegro comenzó mejor y achicó la diferencia en el marcador con los puntos (9 hasta ese momento) de Santiago Ferreyra y el buen ingreso de Méndez. La Gloria ajustó en la parte defensiva y nuevamente tomó aire en el marcador y se llevó la primera parte por 37-31. 

En el tercer cuarto el conjunto cordobés impuso su juego y comenzó a quebrar el marcador. Fue un parcial de 11-0 en los primeros 4 minutos. Parecía que San Martín se recuperaba con tres triples (2 de Ferreyra y 1 de Ramírez Barrios) pero otra vez apareció la experiencia y la jerarquía de Romano y Gallizi para que Instituto cierre el cuarto con 22 puntos de ventaja (64-42).

En el último perído, luego de que los cinco primeros minutos continuarán igual que el tercer cuarto, el conjunto de Diego Vadell mostró un gran carácter e intentó la hazaña de levantar el partido. Con una tremenda intensidad en defensa y puntos rápidos logró recortar la diferencia hasta quedar a dos puntos a falta de 10 segundos. Instituto fue efectivo desde la línea de tiros libres y se llevó el juego por 76-72.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − tres =