Triple agónico y delirio en Caballito: Ferro celebró con un Spano brillante

Bettiga mandó al suplementario con un triple de aro a aro y luego el Toto hizo jugar en el tiempo extra para que el Verde quede con 5-1. El Milrayita quedó 4-2.

Muchas veces se dice que el básquet es un deporte lógico, donde dos más dos es cuatro, pero hay veces que el clamor popular se ve opacado por lo que pasa de verdad adentro de la cancha. Ferro y Peñarol se repartieron un tiempo cada uno. Primero dominó el Verde, llegó a sacar 14 en el cuarto inicial con lanzamientos cómodos y donde el Milrrayita no veía la pelota, mientras que en el complemento los de Ramella reaccionaron gracias a un gran juego colectivo y una alta efectividad en triples (terminó con 15/40).

Allí se florearon Sansimoni (25), Lockett (17), Thornton (13) y Buemo (11), y parecía que la tardenoche porteña estaba liquidada, pero Tomás Spano, junto con la gran tarea de Vasirani, hicieron desaparecer esa diferencia de 13 que mostraba el electrónico del Etchart a siete minutos del final. ¿Lo mejor? El triple de Bettiga de aro a aro con 1,5 segundo por jugar que mandó el encuentro al suplementario. Allí, el “Toto” desplegó todo su potencial, distribuyó la pelota para que se luzcan sus compañeros, y terminó desbalanceando el encuentro con un parcial de 6-0, para pasar al frente 95-91, distancia que se hizo irremontable para los marplatenses hasta el final.

Peñarol empezó complicado, Ferro impuso condiciones y se le escapó 12-2 en un santiamén, obligando a Leandro Ramella a pedir tiempo muerto. La buena racha del “Verde” se extendió hasta alejarse por 14 (23-9) y fue allí cuando los “Milrayitas” se acercaron a 8 con una corrida de 6-0 y el buen aporte de los relevos (23-16). La bocina sonó con el dueño de casa, que fue visitante, arriba 25-16.

El elenco marplatense arrancó bien el segundo cuarto y se puso a ocho, pero Ferro lo aplacó con un 5-0 para sacarle 13 (32-19). Desde allí, con la energía de Monacchi y los puntos de Thornton, el elenco de Ramella metió un 12-4 para ponerse a cinco a falta de tres minutos (36-31). De todas maneras, Ferro volvió a su juego y dominó para despegarse por 10 (43-33) y cerrar arriba por nueve (44-35).

Con todo empezó Peñarol el tercer cuarto, y un parcial de 7-0 lo puso a un doble (44-42). Entre Sansimoni, Marín y una buena defensa, estuvieron las claves. El elenco “Milrayitas” jugó un tercer cuarto rozando la perfección y lo ganó 26-11. Llegó a sacar 8 en dos ocasiones, tuvo un buen rendimiento de Marín y Thornton, Ferro se vino porque levantó en final, pero un buen cierre de Valinotti y Bednarek le permitió terminar arriba por seis unidades (61-55).

Con dos triples de Buemo, Peñarol continuó con su buen andar ofensivo en el último cuarto. Además, se sumó Valinotti, y Monacchi continuó con su energía positiva para que los de Ramella sacaran 13 (72-59) a falta de 6 minutos. Allí se vino Ferro, con un 13-4 en un ratito (76-72). Entonces, camino al cierre todo se emparejó, ya que quedaban 3 minutos. Y Peñarol, con defensa para disimular falencias ofensivas, pudo entrar al minuto final arriba por cinco. De todas maneras, la siesta fue carísima ya que Bettiga con un triple desde su cancha metió un triple para empatar el partido en 85 para mandar el partido al suplementario.

En el “alargue” arrancaron a puro triple. Y a falta de tres minutos ganaba Peñarol por un doble (93-91). Allí Ferro metió un 6-0 para pasar a ganar 95-91. Y fue el golpe de gracia porque Peñarol no encontró respuestas para revertir una historia que tenía controlada y no pudo definir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 + dieciseis =