Y este Boca va: es el único invicto que queda

El Xeneize la pasó mal ante Argentino (0-6), pero Aguerre (21) y la eficacia de Nesbitt y Schattman en el suplementario le permitieron sumar la sexta victoria al hilo. Ya está en el Final 8.

El que quiere celeste, que le cueste, y a este Boca invicto le costó y mucho, porque se encontró con un Argentino hambriento, que llegó a Santa Fe con la premisa de hacer borrón y cuenta nueva para sacarse de la cabeza ese comienzo que lo tuvo a mal traer con cinco derrotas consecutivas en su paso por Buenos Aires. Y vaya si lo demostró en el Malvicino, que en el primer parcial defendió como nunca y dejó a Boca en tan sólo 11 puntos, y que luego volvió a plasmarlo en el cuarto final, cuando forzó el suplementario.

Pero justamente el problema estuvo ahí, en el rival: Boca. Ese equipo con el que nunca te podés relajar. Este conjunto que si sus figuras no tienen una buena noche, en algún momento se pueden despertar (como Schattmann en el tiempo suplementario, con los libres finales), o como Nesbitt, que necesitaba un partido de esta magnitud y con este protagonismo (15). Y ni que hablar de Aguerre, que tenía una cuenta pendiente con este Súper 20. El mendocino acumuló 21 puntos con 4-7 en triples, y fue fundamental en la remontada del segundo capítulo.

En un comienzo de partido truncado por la humedad en el campo de juego, el conjunto juninense arrancó más concentrado en la ofensiva con un parcial de 8-0. A pesar de un primer cuarto trabado, Argentino se aprovechó de la desconcentración del Xeneize y se llevó el chico por 21-9. 

Luego del descanso corto, la historia cambió por completo. El Turco sufrió la lesión de una de sus figuras, Mauro Araujo, y no estuvo acertado en sus ataques. Boca Juniors se aprovechó de este mal pasar de su rival. Con la mano caliente de Manuel Buendía y un Federico Aguerre acertado en la zona pintada, se van arriba en el marco con un resultado de 27-39.

En el tercer cuarto, Boca convirtió tres triples consecutivos y se siguió alejando en el marcador. Sin embargo, Cooper, Cangelosi y Cardo respondieron de la misma manera para Argentino. Pero no alcanzó y el conjunto de La Boca cerró el período por 46-59.

Los últimos diez minutos del tiempo regular, el equipo comandado por Juan Manuel Varas sorprendió al técnico del Xeneize, Gonzalo García. Los juninenses pasaron al frente y en un cierre para el infarto empataron en 71 y se jugaría un tiempo suplementario.

Durante el tiempo extra, se hizo notorio el cansancio del conjunto juninense con varias bajas en su plantel. Dio pelea hasta el final pero no fue suficiente. Boca Juniors se llevó el partido por 79-81.

Videos:

GALERIA DE IMAGENES EN EL LENTE DE FOTO MOVE:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 + dieciseis =