Apuntalado por el tándem Suárez-Echeverría, Obras explotó y fue más que Los Indios

Las rockeras ganaron 83-57 y se pusieron en récord positivo (2-1). Camila fue clave para destrabar un juego difícil y rozó el triple doble, mientras que Belén brilló como la goleadora (24 puntos).

Este Obras resulta muy determinante e incisivo cuando puede volar, cuando puede imprimir su ritmo, su velocidad y empuje. Y hoy dio una nueva muestra de su potencial contra Los Indios, en su tercera presentación de la Liga y consiguiendo su segundo triunfo del torneo. Fue por un claro 83-57, en el Rotili de Lanús y en un partido con grandes diferencias en el resultado final pero que para las rockeras resultó un poco más trabado de lo esperado. Al fin y al cabo festejó, poniéndose en récord positivo (ahora está 2-1) y retomando la parte alta de la tabla. Los Indios por su parte, sigue sin poder celebrar y ahora tiene 0-3 de registro.

Llegó a tener una máxima de 13 puntos en el primer periodo, pero luego un gran ajuste de Los Indios con una defensa de 2-3 permitió una enorme reacción. Las dirigidas por Petersen tuvieron que surfear una gran ola, les costó correr y sacar a relucir su mejor versión, e incluso llegaron a estar en desventaja gracias a esa arremetida rival, sin embargo sobre el final del tercer cuarto y gracias a un muy sólido periodo final (25 a 9) las rockeras lograron sacar una diferencia que con el paso de los minutos se fue incrementando hasta hacerse inalcanzable.

El tándem Cami Suárez y Belén Echeverría fue determinante para que Obras consiga este nuevo triunfo. Ocho tantos en el último cuarto de la base abrieron el juego de manera definitiva, destapándose en el goleo sobre el final y teniendo una tarea más que importante (rozó el triple doble con 12 puntos, 9 rebotes y 10 asistencias). Por su parte, la capitana del equipo la rompió, confirmando que se encuentra en un momento soberbio y finalizando con una tarea que contabilizó 24 unidades (goleadora del partido) más 9 rebotes y 4 recuperos (32 de valoración).

Además de lo hecho por la entrerriana y la chaqueña, Obras encontró soluciones varias porque cuando se encendió la segunda formación el equipo pudo salir del asedio defensivo que por un gran pasaje impuso Los Indios, con un excelente planteo que frenó por muchos momentos el empuje rockero. En esa segunda formación, las tareas de Agus Marín y Tizu Acosta (ambas con 11 tantos) fueron claves. Dalma Piri fue otra de las manijas, de silenciosa labor pero muy efectiva (6 puntos y 5 rebotes), mientras que Maribel Bárzola, que venía teniendo una gran labor, se retiró por lesión desde el segundo cuarto y no volvió a entrar (finalizó con 6 unidades).

En Los Indios, que se quedó con las manos vacías a pesar del gran esfuerzo que hizo en defensa, hubo muy buenos rendimientos comenzando con la tarea de Jacqueline Soto, la pivote que fue el eje y pilar del conjunto de Denegri (15 puntos y 13 rebotes para la interna). Además, la cuota anotadora siempre presente de Mica González también se hizo presente en este juego (16 tantos, más 5 rebotes), mientras que también hay que subrayar otras individualidades como las de Sofi Acevedo (10 unidades) y un muy interesante trabajo de Agustina Ornella (8 tantos y 7 rebotes).

Obras inició el partido por delante gracias a una corrida inicial de 10 a 1, provocada por el juego interno. Los 6 de Bárzola y 4 de Echeverría reflejaron la fortaleza de las Rockeras en la pintura. Los Indios de Moreno, más allá de la rotación defensiva personal a zona, no consiguió recortar la distancia tras las 10 minutos iniciales (23-15).

El paso del tiempo en el segundo cuarto definió a Echeverría como líder de la ofensiva de Obras. La eterna capitana estuvo muy fina dentro de la llave y aportó 17 puntos clave (6-8 en dobles) y 6 rebotes, Además, el juego colectivo también tuvo sus frutos. Las de Petersen repartieron 10 asistencias contra 1 de las rivales. Por su parte, Los Indios de Moreno salió a flote mediante Jaqueline Soto (8) y se puso en partido de cara a la segunda parte (34-27).

Los Indios volvió mucho más enfocado y, a través de Acevedo y Soto, igualó las acciones. Pero Obras salió al paso nuevamente. El buen juego de Acosta, Marín y Suárez llevaron la distancia al doble dígito.

Dos triples consecutivos de Camila Suárez abrieron las aguas en el inicio del último segmento. Obras tomó la máxima de 15 en un momento vital, gracias a la base Rockera. A partir de ahí, el factor Suárez quebró el encuentro con 8 puntos en el período. Las locales manejaron los tiempos de juego para conseguir el segundo triunfo de la temporada, por 83 a 57.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − dieciocho =