La escoba de Regatas: remontó 15 puntos y sorprendió a Gimnasia

Llegó a perder por 38-23 en el segundo cuarto, pero con un trabajo de hormiga y su intensa defensa, el Remero (5-6) salió a flote y le cortó la racha al Verde (8-3).

Una noche calurosa y húmeda en el Contte marcó el regreso del Club de Regatas Corrientes al triunfo luego de la dura caída frente a Peñarol. El Remero supo reaccionar en el segundo tiempo, con una gran defensa, con un Quinteros (15 puntos) inoxidable y un Arengo (19 puntos, 4/ 7 en triples) que nuevamente fue la gran figura, para ganarle a Gimnasia de Comodoro Rivadavia por 75 a 68.

Pero claro, no la pasó bien antes, debido a la baja efectividad en tiros de campo, que luego sí le terminó contagiando a su rival en el complemento. El local terminó con 36% en TC, producto de 15/40 en 2P (37%) y 10/29 en 3P (34%); mientras que los de Villagrán también estuvieron lejos de su costumbre: 35% en lanzamientos, con 17/45 en 2P (37%), y 7/22 en 3P (31%). Con la intensidad en el aro propio, Regatas provocó 10 recuperos, que le permitieron anotar 14 puntos de los 75.

El inicio del juego favoreció al Fantasma con un buen arranque castigando desde el perímetro y en la pintura, para ponerse 15 a 9 en cuatro de juego. Pero tras un tiempo muerto de Villagrán las cosas cambiaron rotundamente, y Gimnasia encontró con Romero en cancha otra tesitura y de allí pusieron un parcial de 1 a 16 (16 a 25) en su favor, presionando en la zona alta para recuperar bolas y correr la cancha, además de mejorar desde 6,75. Luego, un bajón en la tensión eléctrica del estadio demoró un poco la acción, que al regresar se mantuvo en dicha distancia, para cerrar el parcial 23 a 29.  

Con el ingreso de Barreiro que está atravesando un gran presente, el Verde inició clavando un parcial de 0 a 9, para ponerse 23 a 38 al frente en dos y medio de juego, mientras que el local continuó con problemas para llegar con claridad al canasto rival, y su rival lo hacía pagar con puntos. Pero el equipo de Piccato se despertó con el buen ingreso de Quinteros (7 en el cuarto) y el regreso de los iniciales, para ponerse a tiro y quedar 39 a 43 en el último minuto, aunque un lindo doble de Orresta sobre la chicharra puso las cosas 39 a 45.

Los correntinos pudieron ajustar el aspecto defensivo cortando las vías de gol a su rival, mientras que en ataque si bien no contó con una alta efectividad, pudo capitalizar mejor las ofensivas con una buena producción en la pintura de Piñero, para colocarse debajo por la mínima, 49 a 50 con poco menos de tres para el cierre. En el minuto de cierre una bomba de Arengo dejó igualado el encuentro después de mucho tiempo (55 a 55), aunque después un libre de Romero dejó el 55 a 56 final. 

El Fantasma salió decidido a cambiar la historia, subiendo la intensidad en defensa, lo que era una de las falencias del equipo, y en apenas un minuto con un misil de Quinteros pasó al frente después de mucho tiempo, 58 a 56. El juego se mantuvo parejo, pero recién a los 7 minutos apareció con todo su esplendor el potrillo Arengo con dos triples y una bandeja, sumado a otra bomba de Piñero,que le dio a Regatas una ventaja de impensada de 13, 75 a 62. A partir de allí, el Remero aguantó bien y pudo sellar la victoria 75 a 68.

De este modo, el elenco correntino vuelve al triunfo luego de caer con Peñarol, y suma su segundo triunfo en esta seguidilla de cuatro partidos de local, la cual cerrará el lunes frente a Hispano Americano. Gimnasia por su parte deberá medirse con San Martín el domingo y con La Unión el martes para cerrar el 2021.

VIDEOS,GENTILEZA DE FALTA TÉCNICA:

GALERIA:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 + 8 =