Los recursos de Regatas pesaron más que Riachuelo en el Superdomo

Hogan, Penka, McGhee, Piñero y compañía, parte de las muchas alternativas de un Remero que le ganó 90-82 de visitante a Riachuelo y sigue creciendo en la tabla.

En su primera visita en toda la historia a La Rioja el Club de Regatas Corrientes se quedó con una gran victoria frente a Riachuelo por 90 a 82, con dos cuartos muy buenos, y otros dos en los que le costó. El máximo anotador fue Hogan con 20 puntos, y lo hecho por Penka Aguirre en el tercer cuarto fue determinante, con 15 tantos en ese periodo. McGhee y Piñero fueron doble figura con 11 y 14 puntos y 10 y 14 rebotes respectivamente. En el Eterno, Selem Safar anotó 23 puntos, tomó 9 rebotes y repartió 6 asistencias.

Al inicio del juego rápidamente Regatas Corrientes impuso su juego, con una defensa alta, presionando al perímetro, y en ofensiva llevando posesiones estacionadas. Pero pasados los cuatro del parcial, encontró el camino abriéndose paso a puro triples (5/11), para llegar a sacar una distancia de 14 puntos, 11 a 25 a falta de dos minutos, con un picante Skyler Hogan (11 en el cuarto). Luego, la diferencia se achicó brevemente para quedar finalmente 15 a 27 con un doble sobre la chicharra de Piñero.

Los riojanos mejoraron en defensa, sumado a que la visita no pudo mantener la gran efectividad del primer parcial, y así pudo limar la diferencia de a poco guiados por Safar y con el aire nuevo del buen ingreso de Gallardo y Sánchez, para colocarse 30 a 34 por debajo a falta de cuatro minutos. El duelo se tornó errático para ambos conjuntos, hasta que, con un minuto y fracción, Safar clavó una bomba que acercó a su equipo a la mínima, 38 a 39. En el tiempo restante lo único que sucedió que modificó el marcador fue un simple de Verón para dejar el primer tiempo con igualdad en 39.

Tras el descanso largo, el Remero volvió a dominar las acciones contando de nuevo con una buena mano desde 6,75, y por sobre todo con el protagonismo que tomó Penka Aguirre, quien agarró la bandera ofensiva y convirtió 12 puntos en los primeros cuatro minutos de juego, para que Regatas se escape 49 a 62. Además de Aguirre y su buena conducción aparecieron otras manos, como la de Paolo Quinteros, y Facundo Piñero, para que el Fantasma llegue a ponerse 22 al frente, 52 a 74 con un minuto para el cierre. Los locales acortaron algunos puntos y las cosas terminaron 59 a 78.

Como si fuera una repetición del primer tiempo, Riachuelo levantó en defensa, el Remero bajó en efectividad, y los locales empujados por el resultado adverso pudieron acortar la brecha y ponerse en partido con poco menos de tres por jugar, quedándose apenas a 6 puntos, 77 a 83. En ese momento, apareció Giordano con una bomba para darle un respiro al equipo del parque Mitre, y a partir de allí encaminar la victoria que finalmente quedó en 82 a 90 para Regatas

Con el gran triunfo, el elenco de Piccato sumó su cuarto partido ganado en fila y alcanzó los 8 ganados en el certamen. 

VIDEOS,GENTILEZA DE FALTA TÉCNICA:

GALERIA DE IMAGENES:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

quince + 12 =