Riachuelo se quedó con un partidazo frente a Rocamora

Las Eternas ganaron un duelo clave y directo, en un final cerradísimo y de bajo goleo por 36-33. Astorga, con 12 puntos y 9 rebotes, fue la figura.

Tan necesario como agua en el desierto y tan importante como festejarlo con un enorme desahogo que hizo retumbar el Héctor Etchart en todo su esplendor. Riachuelo sacó un luchado pero mucho más clave triunfo este domingo por la tarde en Caballito, luego de ganarle a Rocamora por 36-33 en un duelo dentro del cual supo lastimar en el momento justo.

Si bien no fue un partido que tuvo varias imprecisiones que impidieron ver un juego prolijo y efectivo, dominaron tanto la intensidad como las defensas de ambo, y en un cierre palo a palo fueron las dirigidas por Carlos Ortiz las que terminaron celebrando un paso clave pensando en los playoffs. Fue el tercer festejo de la temporada para Riachuelo, el debutante que quiere y sueña con la postemporada.

El juego tuvo sus idas y vueltas, sin embargo las riojanas descifraron parte de la clave del partido concentrando su tarea en el juego interior. Allí, Riachuelo pesó más tanto en lo colectivo (se llevó 44 a 36 la lucha rebotera) como en algunos rendimientos individuales que pasaron por Ailín Astorga siendo figura (rozó el doble doble tras despacharse con 12 puntos y 9 rebotes) además de Gabi Herrera (7 rebotes). Muy destacado también el trabajo de Florencia Ortíz en la conducción, necesaria para esa conexión que siempre buscó Riachuelo y aportando una vez más en todos los rubros (5 puntos, 7 rebotes y 4 asistencias).

Por el lado de Rocamora, esta vez no tuvo el tiro de gracia para llevárselo, sin poder llevárselo en los minutos finales. La lucha por entrar a playoffs se puso mucho más caliente ahora, por lo que las Rojas deberán esperar hasta la última fecha en la que se enfrentarán a Obras Basket. Antonella González fue la figura del equipo entrerriano con 14 puntos y 4 rebotes.

El primer cuarto fue complicado para Rocamora, ya que Inés Fernández rápidamente se cargó de faltas (3). La iniciativa fue de Riachuelo, que rápidamente impactó una carrera de 6 a 1. Con el correr de los minutos las Rojas fueron nivelando el juego y con una bomba de Valeria Fernández lo igualaron en 8. Riachuelo respondió sobre el final, y con Ortiz, Idana Carrizo y Astorga llevaron a las riojanas a quedarse con el primer cuarto por 10-8.

El trámite se mantuvo reñido en los siguientes ocho minutos. Riachuelo aprovechó los errores en ataque de Rocamora, producto de su buena defensa, mientras que en el otro costado sacó ventajas gracias a Nicole Rojas Irigoyen para sacar una máxima de seis (16-10). Independientemente de ello, las Rojas comenzaron a achicar la diferencia con soluciones desde la banca, de la mano del Delsart y Clara Montañana, pasando al frente por 19-18 y quedándose con la primera mitad.

Tras el descanso largo, las Rojas encontraron fluidez en el juego colectivo y lograron imponer condiciones ante un Riachuelo que perdió la precisión ofensiva del comienzo. Con una encendida Antonella González, Rocamora generó los huecos y encontró un caudal para seguir lastimando el aro rival. Astorga consiguió el empate momentáneo para las riojanas, pero sobre el final del segmento Montañana y González hicieron que otra vez las entrerrianas se estuvieran arriba (28-24).

Ya en el último cuarto, las conducidas por Lali siguieron apostando al juego colectivo organizado por González. Riachuelo, lejos de bajar los brazos y de la mano de Astorga, encontraron el punto de reacción y retomaron la delantera del marcador (31-30). Las Eternas sacaron a luz todo su carácter y lograron darlo vuelta, apoyádose no sólo en Astorga sino también en las acciones que llegaron vía Ornela Santelli, Herrera, Rocío Lezcano y Ortiz.

Rocamora parecía tener el control de la zona pintada, aunque sin efectividad no termina de concretarlo. Y si bien Riachuelo tuvo una serie de pérdidas que le dieron más vida al rival, en un final donde las apresuradas decisiones y los errores en el costado defensivo le abrieron las puertas a un Riachuelo tomó una leve ventaja, manejando mejor el balón en los segundos finales y quedándose con el partido por 36-33.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

veinte − 1 =