Derrick White, el factor sorpresa de Boston

El jugador que arrancó la temporada en San Antonio fue clave en la serie ante Miami y arrancó la final ante Golden State encendido.

Derrick White fue uno de los nombres propios en el cierre de los traspasos, cuando San Antonio lo envió a Boston. Su llegada fue con el objetivo de causar impacto desde la segunda unidad, como referente de los suplentes. Y a pesar de que le costó un tiempo de adaptación, White explotó en el momento más importante y en el primer juego ante Golden State se despachó con 21 puntos.

Desde el nacimiento de su hijo, que lo hizo perderse el segundo juego ante Miami en las finales del Este, su aporte fue determinante, pasando de 6.7 puntos antes de ese encuentro a 13 unidades a partir del tercer juego ante el Heat. Además, su efectividad pasó de un 23.7% a un 42.9% de tres puntos, con cinco convertidos en el primer juego ante los Warriors.

Sus compañeros se deshicieron en elogios, empezando por Jason Tatum: “Jugué con Derrick White en USA Basketball 2019. Lo conocía. Smart y Brown también lo hicieron. Will Hardy y Udoka estaban en el cuerpo técnico. Estábamos familiarizados con él. Conocía a muchos de los muchachos. Derrick es un jugador tan inteligente que podría encajar en cualquier lugar. Me alegro de que lo tengamos. Simplemente sabe cómo jugar de la manera correcta en ambos extremos de la cancha”.

Por su parte, Marcus Smart no ahorró en elogios: “Verlo jugar antes de que llegáramos a EE. UU. me recordó un poco a mí. Así que al instante me encantó la forma en que jugaba. Al entrar en eso cuando practicábamos, él nunca retrocedía sin importar qué. Cuando tenés un tipo así, y yo, un tipo como Derrick, siempre habrá algunas batallas. Todos los días ha hecho algo nuevo para ganar, por eso está acá”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

19 + 14 =