Barcelona y una apuesta total que tiene un solo objetivo, ganar todo

La llegada de Nikola Kalinic al equipo catalán refuerza el objetivo de un equipo que se quedó con la sangre en el ojo las últimas dos temporadas.

Barcelona arrancó la pasada temporada como para llevarse todo y la terminó prácticamente con las manos vacías. Perdió ante Real Madrid en semifinales de la Euroliga y vio cómo los blancos levantaron el título de la ACB al vencerlos, en un final de campaña que los vio llegar sin energías.

Por eso iniciaron una revolución en el plantel y concretó cuatro refuerzos para un solo objetivo, ir por absolutamente todos los títulos posibles esta temporada. La primera ficha fuerte que cerraron fue Thomas Satoransky, que volvió al club culé luego de su paso por la NBA para reemplazar a un Nick Calathes que apunta a volver a Grecia. Compartirá la base con un Nico Laprovittola de gran temporada y Rokas Jokubaitis.

A su vez, concretaron un viejo anhelo como Jan Vesely, que llegó después de su salida del Fenerbahce para reemplazar la salir de Brandon Davies. A su vez, el otro interno concretado fue el alemán Oscar da Silva, proveniente del Alba Berlín. Ambos se suman a un Nikola Mirotic que espera estar más acompañado esta campaña en la pintura, y a Sertac Sanli. Está por verse la situación de Pierre Oriola.

La última adición fue la de Nikola Kalinic, un alero de gran capacidad física y porte, con la posibilidad de jugar de ala pivote, en un rol en el que no encontraron un gran rendimiento de Nigel Hayes-Davis.

Todo esto se suma a las permanencias de Cory Higgins, Kyle Kuric, Alex Abrines y Sergi Martínez. Por su parte, Dante Exum dejó la institución blaugrana y apunta a seguir en Europa.

En definitiva, un plantel de estrellas para aspirar a todo y del que, posiblemente, sea la única opción, porque un club como Barcelona con este equipo seguramente no se permita perder.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × 4 =