Cavaco-Reinick-Maciel: el trío de históricos que se junta en Kimberley

El equipo marplatense jugará el Pre Federal y apuesta a la experiencia de tres jugadores con paso destacado por Quilmes.

Kimberley de Mar del Plata vive horas de esperanza, dado que jugarán el Pre Federal y sueñan con crecer en el plano del básquet provincial y nacional. Y para eso apostaron por Diego Cavaco como entrenador, el histórico tirador que es ídolo en Quilmes. Pero no se quedaron ahí y ahora es muy probable que tengan un dúo que cerró su carrera profesional también en el cervecero, como Alejandro Reinick y Maxi Maciel, otro jugador histórico del equipo marplatense.

Cavaco tiene 44 años y está retirado desde 2018, cuando jugara en Sporting de la ciudad de la Costa. Por su parte, Maciel, de 38 años, suma 21 temporadas como profesional, 11 de ellas en Quilmes, y jugó el Provincial de Clubes 2021 con Alvarado. Por último, Reinick tiene 44 años y jugó como profesional desde 1992 hasta el 2021, cerrando su carrera en el cervecero.

“Que el Colo y Maxi se sumen al equipo significa muchísimo. Son dos fichas que estábamos buscando y esperando para poder mejorar este pasito hacia el semi profesionalismo que el club quiere dar, que se viene gestando hace muchos meses” expresó un ilusionado Cavaco.

Diego, surgido del Dragón marplatense, tiene claro que es un proceso y que el dúo de internos puede ser importante, no solo en el parquet: “Que ellos acepten y se sumen es una alegría enorme porque sabemos lo que los dos nos pueden dar adentro y afuera de una cancha, porque los directivos están abiertos a escuchar. Ellos mismos me escuchan y también les manifestaron que los van a escuchar por toda la experiencia y trayectoria que tienen en el básquet argentino. Es una alegría enorme que elijan Kimberley para volver a estar en actividad, y dirigirlos es un orgullo y trataré de hacerlo mejor posible para estar a la altura de las circunstancias. Primero quiero que se sientan cómodos y contentos de estar en una cancha y los tiempos los vamos a ir llevando a medida que pasen las semanas”.

El Colo, que también tuvo paso y fue campeón con Peñarol, contó que volvió a entrenar y analizará el hecho de jugar el torneo que se avecina y da plazas para la Liga Federal: “Decidí volver a entrenar, porque uno nunca deja de ser jugador de básquet, y se extraña lo que se hizo durante tanto tiempo. Ya llevaba un año retirado, estaba alejado y decidí volver a entrenar para mi gusto, para estar más cerca del básquet, me pareció que era el momento y ahora lo voy a analizar en base a cómo me vaya sintiendo y cómo vaya respondiendo el físico, por la edad que tengo y el tiempo de retiro, y viendo si le puedo servir al equipo. Lo voy a analizar de acá hasta el comienzo del Pre Federal”.

En este sentido, agregó sobre lo que le despertó esta propuesta: “Las ganas están porque sea la categoría que sea, me gusta jugar al básquet como me gustó siempre, y lo bueno de volver es recuperar esa parte que se pierde con el profesionalismo, esa forma de disfrutar el básquet un poco más amateur, que creo que es la parte que más extrañaba después de tantos años de profesionalismo y estar dedicado a esto”.

Por su parte, Maxi se mostró muy contento de volver a jugar: “Estoy contento, tengo ganas de jugar. No al nivel profesional, pero ganas de despuntar el vicio y ser competitivo también. Por eso cuando Diego habló conmigo me interesó, y la verdad que sea con él y el colo me pone contento. Con el colo compartí equipo un par de veces, con Diego tengo una buena relación más allá del básquet y todo. Cuando hablé con él para jugar lo primero que le dije fue ‘hace un año que no toco una pelota de básquet’, y él entendió bien, me dijo que vamos de a poco”.

A su vez, ahondó en las razones y cómo se dio su llegada: “Decidí jugar porque me dieron ganas, creo que el nivel del Pre Federal es competitivo, es un lindo torneo como también el local de Mar del Plata, y justo se dio la casualidad que hablé con un dirigente de Kimberley, que primero me lo dijo a modo de broma y después me lo planteó en serio, hablé con Diego, me contó la idea y ahora será cuestión de volver a agarrar la pelota y ponerme de la mejor manera posible y ver qué sale, es una nueva experiencia esto de no estar jugando y volver a hacerlo”.

Cavaco tiene claro los objetivos de un Kimberley que quiere un proyecto de crecimiento a largo plazo. “Los objetivos son muy tranquilos. Poder jugar por primera vez un torneo semi profesional como el Pre Federal. El club está bien gestionado por los directivos, lo están llevando muy bien y muy prolijo, quieren apostar al básquet, que se pueda hacer un buen trabajo en un mediano o largo plazo. Están atrás nuestro y eso es lo importante, nos escuchan, gestionan, ayudan, acompañan y todo se va a hacer mucho más fácil. Poder dar ese salto de calidad es lo que busca principalmente. Después veremos dónde estamos parados, cómo termina este torneo y reforzar para el torneo que viene”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

3 × 3 =